Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, rechazó ayer que el Gobierno federal esté almacenando las vacunas.
Durante la mañanera, explicó que una vez que llegan, las vacunas se distribuyen en congeladores, refrigeradores locales y cámaras de refrigeración para su uso de los distintos puntos de aplicación, proceso que toma cinco días hábiles.
“Ese es el tiempo de desplazamiento hasta el último punto, donde está lista para aplicarse.
“Ahora mismo estamos poniendo todas las que llegaron en los últimos cinco días y durante esta semana se completará el abastecimiento”, detalló.
Posteriormente, a lo largo de también unos cinco días, se usa de acuerdo a las citas que se van haciendo.
López-Gatell recordó que mientras se distribuyen y aplican vacunas, siguen llegando otros lotes de acuerdo al calendario de abastecimiento.
Para esta semana, explicó, el lunes llegaron 487 mil 500 dosis de la vacuna Pfizer.
“Estamos avanzando muy rápidamente con la cobertura de las personas adultas mayores. Es prácticamente la mitad, un poco más de la mitad de los municipios y casi la mitad de las personas adultas mayores que existen residentes en el País”, abundó.
El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, agregó que sería imposible aplicar las vacunas inmediatamente después de que llegan a México.