Dispuestos a no dejar escapar la oportunidad que les dio el pleno del Congreso del Estado, al aprobar la participación de los padres de familia en la enseñanza que reciban sus hijos, los defensores de esta medida están dispuestos a blandir lo que sea necesario para que el dictamen se mantenga sin cambios.

En la parte opuesta se encuentran quienes sostienen que la educación debe ser la misma en cualquier parte del país, por lo que es necesario modificar los renglones que tanto desasosiego ha despertado y que se refiere a los temas de sexualidad, moralidad y valores.

Desde que salió a la luz la reforma a la contrarreforma educativa, con la que surge la “nueva” Ley del Instituto de Educación de Aguascalientes, ha sido objetivo de ambas partes, sin embargo, como se comentó en otra colaboración, se mantiene bajo siete llaves el nombre del que cambió en lo oscurito el sentido del escrito, con lo que metió un gol a los cándidos diputados y diputadas, que previamente habían aprobado el predictamen y confiaron en que sería el mismo que se presentó ante el pleno por lo que no tuvieron empacho en aprobarlo por unanimidad. Tardíamente se dieron cuenta que hubo mano negra y aunque alguien habló de presentar una argumentación constitucional aduciendo que fueron engañados, a final de cuentas se ha conservado sin retoques.

La única que ha salido a defender esa aprobación fue la diputada Karina Banda y lo hizo en una conferencia que organizó la agrupación que está de acuerdo con las condiciones en que quedó el concepto, por lo que juntos rechazan la controversia que presentó el ombudsman estatal Asunción Gutiérrez Padilla ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Siguen en el aire varias preguntas, principalmente quién o quiénes maniobraron para que el Congreso diera ese paso y los nombres de los que accedieron hacer ese papel entre las sombras, porque gracias a eso hoy la diputación está metida en un berenjenal, del que, lógicamente, saldrán, pero que habrá más de algún magullado eso ni duda cabe.

Ahora bien, si la Corte acepta que no haya modificación alguna, cómo le va hacer el Instituto de Educación para llevar a cabo la impartición de esas materias, porque si como está el enunciado de que hay que pedirle previamente permiso a los papás ¿se hará con cada escuela o a nivel estatal?, que si es esto último podría venir la demanda de los paterfamilias que estén en desacuerdo con que los metan al mismo estuario.

El otro problema no menos peliagudo es que en las demás entidades de la República será diferente, bajo un estándar previsto en los planes y programas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que sólo Aguascalientes estaría en esa tesitura.

Todo un galimatías el que provocaron los legisladores, y todo por buenazos, lo que ojalá sirva de lección para que en lo sucesivo no acepten las reuniones de “planchado”, de donde salen los acuerdos que más tarde se aprueban sin objetar.

FALTA ORIGINALIDAD

La insistencia de las caravanas automovilísticas que protestan en contra del Presidente de la República empieza a perder entusiasmo, debido a que hacerlo cada semana o cada quince días no es un buen método, puesto que para cada convocatoria tiene que haber algo novedoso que motive a estar ahí y no sólo para escuchar los mismos argumentos.

Un grupo se hace llamar Chalecos México en Aguascalientes, a imagen y semejanza de los ya famosos Chalecos Amarillos de Francia, que han puesto de cabeza al gobierno del  presidente Emmanuel Macron, pero allá, además de las demandas que presentan casi siempre terminan en violencia y enfrentamientos con la policía.

La cuestión es que aquí no existe ese tipo de costumbres, salvo en contadas ocasiones en que hay una escaramuza sin mayores consecuencias, por lo que si el propósito es refutar un acto de autoridad tiene que hacerse a la “usanza mexicana”, que es acabar con recordatorios familiares para los funcionarios y la amenaza de tomar oficinas.

La repetición de las marchas dilapidan la irritación social, como sucedió a mediados de los años 80 del siglo pasado con el Partido Demócrata Mexicano (PDM), que cada final de semana llevaba a cabo actos en el municipio de Calvillo para protestar por el presunto fraude en las elecciones municipales. Hacían recorridos en vehículos desde La Panadera hasta la cabecera municipal y luego un mitin, donde repetían una y otra vez lo que a su consideración les impidió hacerse de la alcaldía, pero de tanto hacerlo empezó a reducirse la presencia local por lo que echaron mano de militantes de Guanajuato.

A final de cuentas una turba arrojó de la presidencia al alcalde que recién había tomado posesión, pero no lograron que uno de los suyos fuera nombrado en su lugar, por lo que todo su esfuerzo fue en vano ya que de los cientos de seguidores que había en el arranque, al paso de las semanas decreció y terminó con una parte de fuereños, que fueron los que incitaron a la toma de palacio municipal. La conclusión de aquellos episodios fue que el Partido Acción Nacional, más ducho en estos menesteres, aprovechó la corriente adversa hacia el Partido Revolucionario Institucional para hacerse de la silla municipal, de la que en contadas ocasiones ha sido desbancado.

Es verdad que la ciudadanía se encuentra decepcionada con varias de las acciones que lleva a cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador y que la llamada clase media está que truena por la marginación de que es objeto, pero por el momento no se observa que esto sea suficiente para meter en problemas al gobierno federal, además que no por adelantar las manecillas del reloj se va a tener una mejor ubicación a la hora del reparto de curules, que a final de cuentas es parte de los propósitos que tienen quienes andan en la política.

Es posible que con el paso de los meses mejore la participación, pero tiene que ser por una motivación mayor y no sólo de chispazos, como sucede actualmente con la exigencia de que mejore el abastecimiento de material al personal del sector salud y que se respeten los empleos en el sector público.

Asimismo se escoge en un período en el cual parte de la población permanece confinada, por lo que masivamente no tiene penetración los mensajes que emitan, por lo tanto es menester que programen todo una vez que pase la pandemia.

DÍA LLOVEDOR HOY

En ocasiones las creencias populares son más acertadas que la meteorología, por lo que en estricto apego a ello es – casi – seguro que este 24 de junio sea un día de mucha lluvia. Es lo que se conoce como el “cordonazo de San Juan”, por lo que si sucede es que habrá buena cosecha y si no llueve entonces será menor el cultivo. Los antiguos recomendaban que hubiera mucho rezo para que San Juan no se despertara, porque si lo hace y se acuerda que es su cumpleaños habrá fuertes tormentas que no ayuda a retener el agua en el subsuelo. Lo cierto es que la fecha es parte de la evolución entre primavera y verano, en que arranca la temporada de ciclones tropicales que termina en noviembre, por lo que el 24 de junio ya es época de precipitaciones, pero la convicción popular es que el verano comienza con el día de San Juan y en numerosos pueblos agrícolas están a la espera de que esto suceda, como muestra de que sus tierras rendirán. El 24 de junio la Iglesia Católica celebra el nacimiento de San Juan Bautista y es al único santo que le festeja su nacimiento, ya que se le considera el precursor de Jesucristo. Se le recuerda en Hispanoamérica a partir de la fusión de la creencia cristiana y las tradiciones autóctonas, al coincidir la  cultura milenaria con la que trajeron los españoles, aunque en ambos casos se espera que se abran las válvulas celestiales. En Europa y otras regiones del mundo está muy arraigado el hábito que este día se enciendan hogueras para purificar el ambiente y a los seres vivos, además de darle calor al sol que, se cree, empieza a flaquear, encendido que también se aprovecha para la convivencia familiar y social, entonces San Juan, a más de dos mil años, sigue siendo ejemplo de unión entre creyentes y no creyentes.

 

¡Participa con tu opinión!