Todos resultaron lesionados

Un vehículo que circulaba a exceso de velocidad por la carretera que conduce a la comunidad de Tapias Viejas, en el municipio de Jesús María, se salió del camino y tras chocar contra un árbol se volcó de manera aparatosa, resultando lesionados sus siete tripulantes.
El fuerte accidente se registró ayer a las 18:30 horas, cuando un vehículo Ford, en color rojo, circulaba a velocidad inmoderada por la carretera que conduce a la comunidad de Tapias Viejas, cuando al llegar a una curva el conductor perdió el control del volante y se salió del camino, para chocar contra un árbol y terminar volcándose.
Debido a ello resultaron lesionados el propio conductor de nombre Víctor Antonio, de 50 años de edad; dos jovencitas de 17 años de edad; un menor de 9 años de edad; otro menor de 8 años de edad; la señora María del Carmen, de 50 años de edad y otra mujer de nombre Liliana, de 40 años de edad.
Al lugar del accidente arribaron elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana y Bomberos Municipales de Aguascalientes y Jesús María, quienes procedieron a brindar los primeros auxilios a las víctimas. Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba el señor Víctor Antonio, fue trasladado por los socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana a recibir atención médica a un nosocomio.
TRASLADOS AÉREOS. Asimismo, se detectó que una de las jóvenes de 17 años de edad se encontraba muy grave, por lo que se pidió apoyo al helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes para hacer su traslado vía aérea. Fue así que momentos después llegaron los paramédicos municipales encabezados por el doctor Eduardo Álvarez Bravo, quienes le proporcionaron la atención especializada y luego la subieron a la aeronave.
De igual forma arribó el helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, cuyo personal hizo el traslado del menor de 9 años de edad quien también estaba delicado. Los otros lesionados fueron trasladados vía terrestre a diferentes nosocomios, por los socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana.