Por: Hugo Morales Lozano

Desde hace algunos años, las ventas por internet han facilitado la vida de muchos consumidores, con tan sólo unos clics han encontrado lo que necesitan, y lo tienen en casa en un período de tiempo relativamente corto. Salir a la calle se ha vuelto una última opción, y más ahora que la pandemia de coronavirus nos invita a pasar más tiempo en casa.

Para entender mejor el concepto, se entiende por “comercio electrónico” como el proceso de compra y venta de productos o servicios a través de internet, tales como tiendas online, aplicaciones móviles, grupos de redes sociales, chats, etc. Tan sólo es necesario que tu cliente potencial tenga una tarjeta para realizar transacciones bancarias en tu plataforma o a una cuenta en especial, o la opción de pagar con efectivo en la entrega.

Si está en tus planes unirte al comercio electrónico, es necesario revisar bajo qué esquema puede operar tu negocio, para que tu público objetivo te pueda encontrar y, posteriormente, consumir. No se trata de estar presente en las plataformas por simple “moda”, sino en resolver necesidades con eficiencia, no todos las comunidades digitales tienen los mismos hábitos, ni mucho menos los mismos consumidores, hay que saber bien a qué tipo de personas quiero venderles, y luego tomar la decisión.

Empecemos con las tiendas online, que son la opción más común… estas plataformas digitales expresan la identidad de tu marca, te brindan un dominio web personalizado, tienes la ventaja de ofrecer sólo tus propios productos o servicios, algo que no ocurre con los “marketplaces” como lo son Mercado Libre y Amazon, en donde tu marca compite con otras y puede ser comparada, sin embargo, son uno de los sitios web con más visitas en internet.

En el caso de las aplicaciones móviles, son un canal de comunicación más directo y personal con el usuario, y es que sólo se necesita una descarga para poder usarlas y ordenar lo que necesitas. Un caso de éxito son las apps de “comida a domicilio”, donde la mayoría te piden tu consentimiento para recibir notificaciones, y aprovechar algunas promociones de los negocios afiliados, con su propio sistema de pago. Otro caso son las apps de “mensajería instantánea” como WhatsApp, que se ha vuelto muy popular por ser un instrumento personal, en pocos pasos (e incluso palabras) puedes reservar lugares, recibir compras a domicilio y, muy pronto, enviar y recibir pagos a través de su modalidad “Payments”.

Y por último, tenemos los grupos de redes sociales, como en Facebook y WhatsApp, que consisten en estar publicando contenido sobre tus productos o servicios constantemente con los integrantes suscritos. No todos son de compra-venta, algunos tienen sus reglas, la ventaja es que el contenido que se distribuye en ambos tiene un alto nivel de difusión, y sólo es cuestión de ingresar al/los correcto(s), o crear el propio para fidelizar a tus clientes.

Recuerda que toda herramienta que utilices para vender por internet debe llevar una estrategia de comunicación, no sólo es publicar y esperar los ingresos, es crear confianza y una reputación con los consumidores para resolver sus necesidades, hacerles saber que existes, y estar a un paso adelante de tu competencia… como en todos los negocios.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx