Tras varios días de actividad llegó a su final el XI Abierto Internacional Mexicano de Bádminton que se desarrolló en las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Instituto del Deporte de Aguascalientes recibiendo a los mejores atletas del continente. Las finales comenzaron desde muy temprano en un evento que recibió únicamente a jueces y deportistas por el número de contagios en el estado que forzaron a tener un torneo con muchas precauciones. En tres de las cinco finales se enfrentaban jugadores mexicanos ante extranjeros y la balanza terminó por decantarse para los aztecas que cerraron una gran participación.
La primera categoría en definirse fue la de singles varonil que resultó ser un partidazo entre Job Castillo y Howard Shu que llegaba como favorito, Castillo logró imponerse en tres sets con parciales de 21-7, 15-21 y 21-11 llevándose el primer lugar superando al estadounidense. Misma situación se vivió en la rama femenil con Sabrina Solís que cumplió con las expectativas venciendo 22-20 y 21-8 a la peruana Inés Lucia Castillo sumando la segunda victoria mexicana sobre atletas extranjeros.
Pasando a los dobles, en la rama varonil se suscitó la tercera final internacional. Job Castillo y Sebastián Martínez de México superaron 21-14 y 21-6 a los peruanos José Guevara y Bryan Roque obteniendo la medalla de oro. En tanto, en la rama femenil fue duelo de mexicanas con Jessica Bautista y Vanessa Villalobos venciendo 21-10 y 21-17 a Romina Fragoso y Miriam Rodríguez. Por último, en mixtos el triunfo fue para Sabrina Solís y Andrés López que triunfaron sobre Job Castillo y Vanessa Villalobos con parciales de 21-15, 18-21 y 21-19.
De esta forma llegó a su final el torneo que es una de las pocas competencias internacionales que quedan de este año si no es que la última por la pandemia que ha roto los planes que se tenían en principios de año recordando que Aguascalientes se ha convertido en uno de los estados más activos en recibir competencias deportivas gracias a su gran infraestructura y ubicación.