El administrador de la Central de Autobuses, Carlos Cruz Reyes, consideró que la nueva ley de restricción de movilidad por el COVID-19 obligará al uso de cubrebocas. Cruz Reyes estimó que el 50% de los usuarios habían relajado el uso del cubrebocas cuando los autobuses van en tránsito a su destino.
Si bien la mayoría los utilizaba en las instalaciones de la Terminal para poder abordar las unidades, también es un hecho que algunos terminan empleándolos como gargantilla. Aclaró que de marzo a junio pasado nadie se quitaba el cubrebocas mientras viajaba y ahora muchos han relajado la medida, pero con estas nuevas restricciones se invita a no aflojar las medidas preventivas.
Señaló que los protocolos sanitarios se eficientarán un poco más y se incorporará personal de la Secretaría de Salud a las instalaciones de la Central Camionera para ver si la población logra tomar conciencia social profunda y colaborar de manera voluntaria sin que nadie ande detrás de ellos para que lo hagan.

LOS QUE VAN Y VIENEN
El Buen Fin 2020 ha reducido la movilización de pasajeros a otros destinos del país, a fin de comprar artículos en lugar de viajar.
· En promedio, las corridas diarias de autobuses oscilan entre 380 y 410
· Durante El Buen Fin, la cifra cayó a 350.