En el marco del operativo de Cuaresma 2024 que concluye el 31 de marzo, el director de Regulación Sanitaria del Estado, Faustino Piñón, informó que se han realizado 4 mil visitas de verificación a establecimientos que venden alimentos, productos del mar y preparan alimentos, así como a fabricantes de paletas, hielo y agua purificada.
Hasta la fecha, el operativo reporta un saldo positivo, sin hallazgos de anomalías en los establecimientos inspeccionados. La iniciativa busca garantizar el cumplimiento de las normativas sanitarias para proteger la salud pública contra enfermedades gastrointestinales y dermatológicas, especialmente relevantes en esta temporada.
Sin embargo, destacó la importancia de monitorear la calidad del agua, incluyendo la cloración en balnearios, para minimizar los riesgos a la salud. Hasta el momento, las revisiones han resultado satisfactorias, sin detectarse casos adversos.
Agregó que las muestras de alimentos y agua son analizadas por el Laboratorio Estatal de Salud Pública, manteniendo vigilancia también sobre aguas residuales para prevenir el cólera.
Además de las visitas aleatorias y los operativos especiales, el ISSEA se apoya en denuncias ciudadanas para dirigir sus esfuerzos de verificación, respondiendo con prontitud a los reportes sobre condiciones insalubres. A pesar de las limitaciones de personal, el compromiso del equipo ha permitido realizar un trabajo exhaustivo, reafirmando la participación ciudadana en la vigilancia sanitaria.
En caso de detectar anomalías, el ISSEA procede con la suspensión de servicios y, en situaciones críticas, con el aseguramiento y destrucción de productos comprometidos. Hasta la fecha, se han realizado suspensiones de establecimientos por incumplimientos, evidenciando el rigor de las inspecciones para asegurar la salud de la población, esto por causas externas a la Cuaresma.