Rebeca Aguilera
El Heraldo

Inmensa multitud abarrotó anoche el Foro de las Estrellas; a las 19:30 horas, Protección Civil calculaba 25 mil personas en el interior del lugar y 15 mil más afuera, en las filas que poco a poco comenzaron a acercarse lo más posible hasta romper la formación, con la finalidad de ver a Marc Anthony “aunque sea por la pantalla”.
La primera persona en ingresar se formó desde el domingo a las 15:00 horas, y, luego de 27 horas de diversidad de temperaturas, cansancio, tumulto y soledad, logró ingresar con honores al recinto para elegir el lugar que más le gustara, “es Marc, ¡lo vale!”, comentó a El Heraldo de Aguascalientes. “Valió la pena”.
Cantó al salir del escenario 40 minutos tarde; la gente ya sentía más que ansias, hastío… Pero, al salir, puso de pie a todos. Su novia estaba en la carpa del costado derecho del artista y aprovechó para dedicarle algunas líneas de la canción “Hubo alguien”, su segunda interpretación, llena de sabor y con cada uno de sus movimientos al bailar, y, justo al término, gritaba sin micrófono «alma, alma, alma, alma».
Enfundado en jeans, playera blanca y una gabardina ligera de manta holgada, su tatuaje de tres cruces en el cuello y micrófono regularmente en la mano derecha al quitarlo del pedestal, crearon el complemento perfecto para deleitar por primera vez a la tierra de la gente buena, en la feria más importante de Latinoamérica.

¡Participa con tu opinión!