A diferencia de otros atletas para Nayib Corona, patinador de velocidad, el reto más complicado durante este 2020 por la pandemia fue saber que toda la responsabilidad de los entrenamientos recaía en sus espaldas, es decir, que no tenía la posibilidad de un entrenamiento supervisado o la dirección presencial de sus entrenadores. “En mi caso fue el de empezar a entrenar solo y por cuenta propia, darme cuenta de que ahora todo quedaba en mí, no tenía horarios, estaba en mi casa y tenía que seguir con ese compromiso y responsabilidad con mi deporte, también fue empezar a adaptar entrenamientos a lo que se tenía en casa para trabajar y buscar la forma de seguir patinando para no perder forma y condición”, aceptó.
“Fue un gran cambio debido a que nuestro deporte como tal no se puede realizar en otros lugares muy fácilmente, sino que solo en la pista que está en el IDEA, cerraron las instalaciones y cada quien por su cuenta tuvo que buscar alternativas para continuar con la preparación física lo más parecida posible a la que estábamos antes de la pandemia, entonces todo se convirtió ya como más personal y el que de verdad quería mantenerse tenía que seguir en su casa o en el lugar donde pudiera entrenar, volviéndose hasta más aburrido, pesado, tedioso”, puntualizó sobre los cambios de entrenamiento en patines.
Las opciones que encontró Corona para seguir entrenando fueron desde salir a rodar a la carretera en bicicleta hasta adaptar un gimnasio en casa con garrafones o cargar a su hermano, mostrando la creatividad para seguir trabajando en lo físico. También usó el estacionamiento de la Isla San Marcos que al estar desolada le permitía hacer los kilómetros sobre patines. En cuanto a las competencias perdió las mismas que Viridiana Macías, pero acepta que están a la espera de que les confirmen las nuevas fechas para los eventos, algo que los tiene impacientes.
“Debemos aprovechar todo en el momento que estamos, dar todo en cada entrenamiento, estar enfocados y tener nuestras metas fijas y que cada día entrenemos como se debe al 100%, porque nunca sabemos cuándo se nos cierra la oportunidad de seguir haciendo lo que amamos, en este caso el patinaje es mi pasión y las veces que no entrenaba estaba todo desesperado. Hay que entrenar y disfrutar todo cada momento porque uno ni cuenta se da y el tiempo pasa y las cosas se van a veces más rápido de lo que imaginamos”, fue para Nayib el mayor aprendizaje que logró sacar de esta situación que cambió la manera de vivir el deporte a lo largo del año.

CONÓCELO
Nayib Israel Corona Zúñiga
Edad: 21 años
Disciplina: Patinaje de velocidad
Experiencia: 11 años