Todo quedó en un susto

A una familia que vive en el municipio de Pabellón de Arteaga la intentaron engañar con el pretexto de que tenían secuestrado a uno de sus familiares, por lo que estaban exigiendo dinero a cambio de su libertad.
La intervención de policías preventivos de Pabellón de Arteaga, policías estatales y agentes de la Policía Cibernética provocó que fuera desactivado el secuestro virtual y se frustrara la extorsión telefónica.
A través del número de emergencias 911, una mujer que vive en el poblado de El Pedregal, municipio de Pabellón de Arteaga, reportó que su hijo de nombre Gustavo, de 18 años, había sido secuestrado por un grupo delictivo.
La madre de familia señaló que estaba recibiendo llamadas de los números 476 12 42 951 y 566 10 54 475, en las que le exigían un depósito de 20 mil pesos a cambio de regresarle con vida a su hijo.
Al presumir que se trataba de un secuestro virtual, se implementó un operativo de búsqueda del joven y, más tarde, policías estatales lo localizaron en la Unidad Deportiva de Pabellón de Arteaga, a donde llegó a bordo de su motocicleta color rojo, tras seguir las instrucciones de los delincuentes, quienes lo presionaron vía telefónica al amenazarlo de matar a toda su familia si no obedecía.