Los policías preventivos de Asientos, en coordinación con policías estatales y agentes de la Policía Cibernética, lograron frustrar una extorsión telefónica de la que estaba siendo víctima una familia que vive en el poblado de Ciénega Grande y a quienes intentaban despojar de 200 mil pesos.
La rápida y oportuna intervención de los oficiales, permitió resolver en poco menos de dos horas esta extorsión telefónica, en la modalidad de secuestro virtual.
Fue a las 14:30 horas, cuando la esposa de una persona de nombre Juan Pablo, de 41 años, se comunicó al número de emergencias 911, para reportar que sujetos armados lo habían secuestrado.
Los hechos habrían tenido lugar en el poblado de Ciénega Grande, lo que provocó la rápida movilización de los policías estatales y policías preventivos de Asientos.
Al entrevistarse con familiares, éstos señalaron que por la mañana Juan Pablo salió de su domicilio y minutos después comenzaron a recibir llamadas telefónicas de un sujeto que decía ser integrante de un grupo delictivo, quien les comentó que lo tenían secuestrado y para lograr su liberación tenían que pagar un rescate de 200 mil pesos.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, pidieron que no contestaran más llamadas y tampoco depositaran alguna cantidad de dinero.
Asimismo, con apoyo de la Policía Cibernética se implementó un operativo para encontrar a Juan Pablo, siendo que dos horas más tarde fue localizado cuando iba caminando por la carretera federal No. 25, en el municipio de Loreto, Zacatecas.
Se estableció que esta persona fue engañada para salir de su domicilio, mientras a sus familiares les hacían creer que lo tenían secuestrado.

¡Participa con tu opinión!