Todo quedó en un susto

Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron evitar que una familia sufriera una extorsión telefónica, luego de que intentaron hacerles creer que uno de sus integrantes había sufrido una privación ilegal de la libertad.
Los hechos se registraron a las 17:30 horas, cuando en los servicios de emergencia se recibió una llamada telefónica de una persona del sexo femenino que solicitaba ayuda, ya que habían privado de la libertad a su esposo y le pedían una fuerte cantidad de dinero a cambio de no hacerle daño.
Los elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se trasladaron al municipio de Asientos, donde se entrevistaron con la afectada de nombre Antonia de Jesús, a quien le pidieron que no contestara el teléfono ni tampoco hiciera entrega de alguna cantidad de dinero.
Más tarde, fue localizado sano y salvo su esposo, el señor José Juan, de 39 años de edad, a quien mediante amenazas le pidieron que se trasladara al municipio de Loreto, Zacatecas, ya que de no obedecer iban a privar de la vida a todos sus familiares.