En el Partido Acción Nacional dan como un hecho que el año próximo ganarán “caminando” la gubernatura y basan sus pronósticos en las encuestas que el propio organismo ordena, sin embargo no todos están convencidos de lo que afirman los indagadores, por lo que hay quienes se preocupan por obtener una información veraz, para a partir de su resultado generar las acciones que sean necesarias.

Es el caso del senador Juan Antonio Martín del Campo, que mira un crecimiento de los morenistas, por lo que plantea crear una coalición que cierre el paso a los pejistas, que por su parte confían que con un empujón de Palacio Nacional pueden hacerse de la principal joya política del estado.

Hace unas semanas se comentó Con Usted que los seguidores del legislador estaban un tanto desorientados, porque de acuerdo con los informes que tienen en su poder Martín del Campo encabeza las preferencias ciudadanas, pero él no daba señales, no obstante consideraban que de no haber piso parejo debería jugarla por otro partido o una alianza.

Pues bien, todo parece indicar que, de no abrirse la elección interna, podría irse por esa opción, aunque por ahora no lo acepta: De acuerdo con la entrevista que concedió al periódico Reforma, propone una alianza con los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (PMC), liga que naturalmente él encabezaría. En este sentido, estableció que es importante salir unidos, fortalecidos, “es importante porque MORENA está creciendo y esa es mi preocupación. Ahorita tiene 17 gubernaturas y el próximo año puede llegar a 20 y está avanzando y avanzando, y eso está pavimentado el camino a 2024, por lo pronto tenemos que hacer algo ya en este momento”, por lo que en lo personal trabaja para conjuntar a los tres partidos, y de ser posible sumar más, grupo que se convierta en una opción real para el electorado.

Aseveró que en lo particular “yo creo que hoy están dadas las condiciones para poder estar en una contienda, vamos a hacer lo propio, vamos a trabajar, estamos trabajando para que el proceso interno del Partido Acción Nacional sea transparente, hay que analizar muy bien cómo está el padrón y ver en qué situación está en varios estados, al parecer en Aguascalientes hay un cierto manipuleo y es lo que tenemos que tener muy en claro porque queremos piso parejo”.

Aunque existen “varios actores políticos en mi partido que aspiran a la gubernatura (…) algunas encuestas me marcan arriba, es positivo para un servidor y obliga a seguir trabajando, redoblando esfuerzos para poder tener un buen resultado”.

Insistió que hoy más que nunca “se tienen que escuchar a todos los actores políticos, se tiene que hacer un gran análisis de lo que es nuestro partido con base en el proceso que acaba de pasar, y una vez haciendo ese análisis con la nueva dirigencia que estará renovando en los próximos días en Aguascalientes se trata de entender todos los liderazgos y salir unidos”.

Por último, meditó que al interior del PAN están bien, por lo que puede ayudar para salir unidos y fortalecidos, en caso contrario “puede existir la posibilidad de un rompimiento, de una ruptura y yo creo que ese escenario no es algo favorable. Por lo pronto yo le apuesto eso a la madurez y la sensatez. Y con base en eso tomar las mejores decisiones”.

DESBARAJUSTE TOTAL

Tal parece que entre más se empeña en buscar una solución a los graves problemas que por sí mismos provocan, directivos de Movilidad Estatal no se conforman con haber sacado del servicio a decenas de autobuses por lo que la atención al público está en el nivel más bajo, sino que ahora la Dirección de Movilidad “trabaja” en la eliminación de varios paraderos con el argumento que no son oficiales, aunque reconoce que los mismos ciudadanos los han creado para tener mayor facilidad en el ascenso y descenso.

Se pretende que antes de que termine el año ya estén reestructurados los lugares de abordaje y para estar seguros que se cumplirá la orden aplicará multas a los choferes que hagan parada en un lugar no permitido, lo que habría que ver si el Sindicato respectivo permite que se sancione a sus representados y sobre todo si esto está previsto en la ley, además que hacerlo les acarreará problemas con el pasaje porque si tiene varios años de ser parada un lugar “no oficial”, la obligación de la autoridad es introducirla en su catálogo, no excluirla.

Un viejo argumento será reciclado, al afirmar que esta medida exigirá caminar varias cuadras, pero a cambio habrá mayor fluidez en el paso de las unidades, sin embargo el tiempo que presuntamente se gana, lógicamente se pierde cuando el pasajero tiene que caminar un largo trecho para llegar a su destino. Es la misma idea que se pretendió aplicar en el sexenio 2004-2010, al afirmarse que se deberían reducir paradas de camiones y quedaran a una distancia entre sí de 250 a 300 metros, lo que no prosperó por las protestas que hubo.

Ahora se pretexta que hay demasiados paraderos y lo que se necesita es mayor agilidad en la circulación de las unidades, sin aceptar que el desorden viene de la propia oficina de Movilidad, que a como dé lugar trata de que la empresa foránea que viene a sustituir a los transportistas locales encuentre el camino limpio, sin competencia y con ahorro de tiempo y recursos.

El pasado 11 de septiembre el titular de esa oficina reconoció que con la separación de 86 vehículos de la Línea Express se provocó una serie de deficiencias en el servicio, pero se hizo, afirmó, porque no habían cumplido con la renovación de la concesión, situación que no está en Movilidad resolver.

Lo que es innegable es que el actual ni los anteriores directores de Movilidad viajan en autobús urbano, por lo que todo lo que saben es lo que sus subalternos les dicen y lo que suponen que es, olvidándose de un principio que si una orden afecta a un número de ciudadanos es porque la autoridad está equivocada, asimismo que son servidores de la sociedad, no rabadanes, por lo que deben actuar razonadamente.

Es irrefutable que cada vez que tratan de solucionar uno de los tantos embrollos que generan, sale peor y que la improvisación ya rebasó los límites, por lo que bien harían con dejar las cosas como están para que la próxima administración contrate a quien sí conozca lo que es el servicio de transporte en sus distintas modalidades.

IMPULSAN A NORA

Ante la proximidad de descifrar la incógnita de quien será la o el abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional crece el número de militantes que se inclinan para que sea Nora Ruvalcaba Gámez, al considerar que es la que tiene más experiencia política y administrativa, por lo que haría un buen papel como candidata y luego en el Gobierno del Estado. Su incorporación como delegada de la Secretaría de Bienestar la ven como un buen augurio, porque esto significa que tiene buen ascendiente a nivel federal y que unido al apoyo de grupos representativos locales harán posible su postulación. En su recorrido, Nora ha sido regidora, diputada local, dos veces candidata al Gobierno del Estado y ha participado en eventos de nivel nacional, además de haber incursionado recientemente como funcionaria federal. Es miembro fundador del partido que hoy está en el poder a nivel nacional, por lo que tiene los entorchados necesarios para merecer otra oportunidad, misma que de darse sería en condiciones totalmente distintas ya que en las anteriores no hubo apoyo del partido que la invistió, en cambio ahora tiene mayores posibilidades de alcanzar los fines que se proponga. La decisión podría darse entre diciembre y enero y la señal de que sería ella es que solicite licencia o renuncie al cargo que actualmente ostenta. Ciertamente que no sería un día de campo para ella ni para cualquier otra persona que decida el partido, porque mientras en Acción Nacional hay varias figuras perfiladas que tienen tiempo de estar en el aparador, los morenistas apenas entrarían a la competencia, aunque los que apuestan por Nora consideran que su mayor conocimiento de la política es un factor que estaría a su favor.