Las redes sociales son eso, redes. A pesar de que se derivan de nuestra necesidad de socializar, se distancian un poco de la comunicación porque abre las puertas a otras funciones como compartir nuestras experiencias a través de fotos y textos. Si bien esto viene bien, a veces los usuarios solo quieren conocer a otros y hablar con ellos.

Por lo tanto, la herramienta de chat forma parte esencial de las redes sociales. Sin embargo, no es una función que funcione de forma independiente porque necesitas darte de alta en la plataforma completa para acceder al chat. Además, las plataformas convencionales para chatear no son óptimas para conocer a nuevas personas. ¿Y si creas un espacio exclusivo para encontrar a personas nuevas y hablar con ellas?

Bajos tiempos de carga

Lo primero que necesitas para captar nuevos usuarios es que se sientan cómodos en el sitio y dar una buena impresión. En este caso, hablamos de la cantidad de tiempo que tiene que esperar el visitante para usar libremente el sitio, el primer factor que hace que tu público se quede o no.

Mientras menos tarde en cargar la página, más probabilidades tienes de que los usuarios se queden porque tendrán todo lo que buscan en pantalla, además de interactuar pronto con lo que les interesa. ¿Entonces cómo disminuir los tiempos? Los dos factores principales son los siguientes:

El servicio de hosting

Existen dos maneras que tienen los servicios de hosting para alojar los sitios web: los Solid State Drive (SSD) y los más antiguos Hard Drive Disk (HDD). Aquí se guarda toda la información como las imágenes, vídeos, plugins y demás archivos necesarios para cargar el sitio.

La diferencia principal entre ambas opciones es que los SSD leen y escriben la información mucho más rápido que los HDD, por lo que los tiempos de interacción entre el usuario y el sitio web disminuye considerablemente. La tecnología de los SSD es más costosa, pero el rendimiento es tan superior que es lo más rentable en la gran mayoría de casos.

Optimizar el código

Los sitios web cargan de acuerdo a cómo esté escrito el código, el cual se lee de abajo hacia arriba. En otras palabras, se cargarán antes los elementos que estén en la parte de arriba del código que los que estén abajo. Sin embargo, esto no implica que los elementos de la página se tengan que ver en exactamente el mismo orden.

Por ejemplo, los textos deberían cargar primero porque es la fuente principal de información, mientras que los efectos especiales son secundarios. Por lo tanto, dejarías el código de JavaScript correspondiente a esos efectos al final de todo el código. Aplica esta misma lógica para el resto hasta alcanzar un código óptimo.

Un buen diseño

El diseño tiene que ser atractivo, agradable a la vista y fácil de entender. No es necesario incluir una gran cantidad de elementos que más bien distraerían la atención y harían que el tiempo de carga fuera muy superior. Además, tu objetivo principal es claro: hacer que las personas chateen.

No necesitas decorar todo con colores ni accesorios. En el caso del diseño web, menos suele ser más, algo que se ha vuelto aún más recurrente a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, tampoco caigas en lo simple porque lo aburrido a nivel visual hará que pocos le den una oportunidad al sitio.

El chat, lo principal

Si te interesa crear una página de chat gratis, entonces debe ser el principal atractivo del sitio. En este caso particular, no te interesa una función para compartir fotos o historias, sino crear un espacio agradable en el que charlar un rato de forma segura y cómoda. Todas las funciones que no sigan este objetivo están de más.

Podrías hacer que las personas se registren únicamente si quieren guardar su nombre de usuario, mientras que el acceso con tan solo colocar un nick es muy atractivo por la inmediatez. Así, los visitantes recurrentes deberán registrarse para ser reconocibles, a diferencia de los esporádicos que solo quieren entrar un rato.

A lo que vamos

El orden y las normas harán que la experiencia sea disfrutable por todos los visitantes. En caso contrario, es probable que las personas no sean usuarios recurrentes, sino que vayan rotando una y otra vez, lo que hará más complicada la convivencia en este espacio virtual.

Una forma es separar las salas por países y ciudades, como un chat Nuevo León. Otra categoría podrían ser los chats para ligar y otros para hacer amistades, mientras que los de grupos demográficos como los de padres y madres son una buena idea para juntar a grupos más o menos grandes.

Los chats para hablar sobre el mismo tema atraen a muchas personas porque pueden responder sus dudas y compartir los conocimientos que tienen. Algunas temáticas son tecnología, literatura, videojuegos, ecología, entre otras que se te ocurran. Dentro de otras páginas del mismo sitio es posible colocar subcategorías para temas más específicos.