¿Qué puede ofrecer un reloj inteligente para ganarse la posición privilegiada de la muñeca de un usuario? Según Fitbit, la respuesta es una combinación de batería de larga duración, resistencia al agua, música en el reloj y un entrenador físico completo.

Me puse el nuevo Fitbit Ionic pensando si sus argumentos serían suficientes para vencer al Pebble Time Steel, el reloj que compré en Kickstarter en 2015 y que ha sido más que suficiente para mí desde entonces. ¿La relación? A finales de 2016, Fitbit compró a Pebble, y el Ionic parece ser un híbrido de ambas marcas, aunque no haya nada en su nombre que otorgue pistas del matrimonio.

Diseño
Por las últimas dos semanas he cargado el Ionic en mi muñeca, aunque el peso fue lo que menos sentí: hecho de aluminio, el reloj pesa sólo 46 gramos. Su pantalla está protegida por Gorilla Glass 3 y además de ser touch, incorpora tres botones laterales para activar funciones, lo que definitivamente me recordó al Pebble.

Ejercicio
Me lo llevé al gimnasio, y como no sabía qué deporte analizar, lo dejé trabajar solito. El reloj se dio cuenta que estaba corriendo en una caminadora y lo midió. También contó las repeticiones que hice en máquinas y pesas, y en la aplicación móvil y web, me mostró estas estadísticas junto con el ritmo cardiaco que mantuve mientras me ejercitaba.

El Ionic es contra el agua y también mide natación, pero para quienes no vayan al gimnasio, el reloj tiene un entrenador integrado: Fitbit Coach tiene videos precargados en el reloj que muestran cómo hacer sentadillas, saltos de tijera, abdominales y otros ejercicios. Su versión premium, por 150 pesos al mes, ofrece sesiones de entrenamiento de entre 7 minutos y una hora, con ejercicios para hacer en casa o al aire libre.

Inteligencia
El Ionic puede replicar en su pequeña pantalla las notificaciones del celular, cosa útil para evitar sacar el teléfono del bolsillo a cada momento o si estás en la calle. El sistema operativo, Fitbit OS, es nuevo, así que prácticamente no hay apps de terceros. Está la app de ejercicio de Strava, y en Estados Unidos ya está la de Starbucks, pero el Ionic podrá competir en serio con los relojes inteligentes de Samsung, Apple o Asus hasta que tenga más apps.

Punto a favor es su batería, que me duró en promedio 5 días entre carga y carga, y que parece heredada de los relojes Pebble. Otro punto a favor son sus 2.5GB de memoria interna para guardar música, aunque también apreciaría integración con Spotify o música desde mi teléfono, lo que no es posible en el Ionic.

¿Lo compraría? Sí, y principalmente por su batería de larga duración, que vence a las de la competencia. El Ionic tiene potencial para ser mucho mejor en el futuro, si es que Fitbit logra involucrar a una comunidad importante de desarrolladores.

¿Deberías comprarlo? Si buscas un reloj inteligente que además sea muy bueno para medir todo tipo de actividad física, incluyendo tu descanso, el Fitbit Ionic es para ti.
Fitbit Ionic: $6,500
en bestbuy.com.mx