Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Secretario de Bienestar, Javier May, presumió que el censo y la ayuda a los damnificados de la inundación en Ecatepec, el martes, será rápida, directa y honesta, sin embargo, los afectados por el huracán “Grace” de hace tres semanas en Veracruz aún esperan el apoyo.

May informó esta mañana que se reunió con el Alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis, y el delegado de Bienestar, Juan Carlos González, para coordinarse sobre el censo prometido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A diferencia de la corrupción y tardanza que había con el Fonden (Fondo de Desastres Naturales, desaparecido por el Gobierno), ahora la ayuda a la gente se entrega de manera rápida, directa y con total honestidad”, publicó en su cuenta de Twitter, aunque sin dar ningún plazo.

En cambio, damnificados del norte de Veracruz, por donde pasó el ojo del huracán “Grace” entre el 20 y el 21 de agosto, acusaron que aún no llega la ayuda a pesar de que ya pasaron tres semanas. Incluso, algunos afirmaron que no han sido censados.

Eusebio Ramírez Flores, un artesano de Tecolutla que perdió su taller donde creó una escultura que le regaló en 2017 a López Obrador, dijo que han tenido que salir adelante por ellos mismos.

“Todavía no llega nada de ayuda, estoy igual sin láminas, pero no tengo dinero para comprar, así voy a estar no sé hasta cuándo. A nadie, que yo sepa, le ha llegado nada todavía”, contó vía telefónica.

Ricardo Pardiñas, otro habitante de Tecolutla, señaló que los Servidores de la Nación no quisieron censar su tienda de artesanías, destruida según una foto que mandó.

“Me imagino que les dijeron que el dinero es de su bolsa o que la consigna es no apoyar”, reprochó.

Apenas el jueves pasado, May informó que se repartirán 35 mil pesos a 64 mil 513 damnificados de Veracruz, Puebla e Hidalgo, afectados por “Grace”, pero entre el 14 y el 21 de septiembre.

Sergio Rivera Nasser, un investigador y activista ambiental en Coyutla, Veracruz, acusó que desde las primeras horas del desastre no hubo presencia de ninguna dependencia de Gobierno y que, después, el censo se realizó sin incluir a todos.

“Antes eran corruptos, pero llegaban más rápido y bien equipados con maquinaria e implementos, ahora nada. En Coyutla cientos de afectados no fueron incluidos por no haber sido visitados por los Servidores de la Nación y mucha gente se queja que sí los visitaron, pero como ya habían reparado sus techos con sus propios recursos no los incluyeron como beneficiarios”, contó vía telefónica.

“Los Servidores de la Nación supuestamente no tuvieron recursos humanos suficientes para terminar el censo casa por casa en el plazo que les dieron, además de que no les dieron suficientes formatos. Esto pasó en todos los municipios”.

En algunas localidades, añadió, sólo censaron pocas viviendas.

“Pero en general, no se incluyó entre el 15 y 30 por ciento de los afectados, siendo alrededor de 500 en el caso de Coyutla”, comentó.