Ailyn Rios
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las pequeñas y medianas empresas que usan Facebook, Instagram y WhatsApp para vender sus productos sufrieron por la caída de las plataformas este lunes.

Para Haydee López, cofundadora del emprendimiento de maquillaje Xirimola, la caída de Instagram representará una baja de entre 10 y 15 por ciento en sus ventas mensuales. El 60 por ciento de sus clientes mediante esa plataforma.

«Si ya no vuelve a pasar en el mes, nos recuperamos», comentó la emprendedora en entrevista.

En tanto, para Paola, la dueña de una cafetería ubicada en la Alcaldía Venustiano Carranza, la caída de WhatsApp significó no poder recibir pedidos de sus clientes.

«La caída de Facebook no fue relevante dado que tengo mi página, pero no es mi principal medio de comunicación. Me afectó el WhatsApp por la falta de comunicación en pedidos.

«Es difícil que alguien tome el teléfono y se comunique», mencionó.

Este lunes, los servicios de las plataformas de Facebook dejaron de dar servicio a nivel mundial por más de seis horas.

De acuerdo con Rolando Alamilla, gerente de Investigación de Mercado de The Competitive Intelligence Unit, la caída global de estos servicios fue para los micronegocios y los emprendedores que usan estas plataformas para comercializar sus productos y servicios.

«Me parece que (los afectados son) sobre todo restaurantes pequeños que levantan pedidos por WhatsApp o por Facebook. Al ser muchas horas y no tener, en algunos casos, otro medio de comunicación , creo que son quieren están sufriendo más», mencionó.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), seis de cada 10 pymes venden por internet.

Además de las pérdidas por ventas no realizadas, las tiendas que pagan a las plataformas de Facebook por publicidad vieron afectada su inversión al estar invisibilizadas por más de seis horas. La empresa no ha informado a sus clientes como las recompensará, mencionó Juan Sotres, cofundador de Triciclo, compañía especializada en e-commerce.

«Seguramente va a salir un anuncio oficial, van a medir el impacto que tuvo y van a tener que hacer reembolsos por este impacto que se tuvo, al ser una afectación tan grande me imagino que va a tomar un tiempo determinar cómo van a condonar a la gente», aseguró.

El cofundador agregó que un e-commerce que vende generalmente un millón de pesos diarios, por la caída solo vendió 150 mil pesos este lunes; en tanto que un comercio electrónico más pequeño pudo haber perdido el total de sus ventas.

Por otra parte, Javier Guerrero, especialista en tecnología, estima que se perdieron más de 25 mil llamadas de atención al cliente que se realizan por Whatsapp.