José de Jesús López de Lara

La Fiscalía General del Estado inició una investigación por el abandono de un recién nacido en un contenedor de basura, en hechos registrados el sábado por la mañana en la colonia Barranca de Guadalupe.
Fue el sábado a las 07:31 de la mañana que un pepenador de nombre Eduardo, de 72 años, reportó al número de emergencias 911 que en un contenedor de basura ubicado en la calle Sauce y esquina con la calle Almendros, en la colonia Barranca de Guadalupe, había encontrado a un recién nacido.
Hasta ese lugar acudieron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, quienes confirmaron el hallazgo, percatándose que el recién nacido estaba vivo.
Cabe destacar que una vecina de nombre Leticia, de 42 años, rescató al bebé del contenedor de basura.
Los policías preventivos abordaron a la mujer a la patrulla y la trasladaron junto con el bebé al Hospital Tercer Milenio, donde el pequeñito fue valorado por un médico pediatra.
Aunque se detectó que presentaba un cuadro de hipotermia, en términos generales el estado de salud del niño era aceptable.
Se determinó que el pequeñito tenía alrededor de 2 horas de haber nacido, al momento del hallazgo, por lo que se presume que la mamá lo fue a tirar al contenedor de basura, entre las 05:00 y las 05:30 de la madrugada.
Cabe destacar que, al lugar donde se hizo el hallazgo, acudió personal de la Dirección de Investigación Pericial para recabar evidencias, al igual que agentes de la PDI adscritos al Centro de Justicia para la Mujer de la FGE, quienes procedieron a revisar cámaras de vigilancia con la finalidad de tratar de identificar a la mujer que tiró a su hijo al contenedor de basura.