Los tiraderos de escombro a cielo abierto abundan prácticamente en cualquier punto de la ciudad y tiene que ver con la falta de cultura de la sociedad por la tradición y ante el desprecio de la naturaleza, destacó la presidenta de Movimiento Ambiental de Aguascalientes, María Guadalupe Castorena Esparza.

La activista señaló que lamentablemente en toda la ciudad abundan las áreas de tiraderos de escombro ante la falsa creencia de la gente de que éste forma parte de la naturaleza y se puede reintegrar como si fuera algo orgánico, sin pensar en la afectación que se tiene, además de que también cuesta. “Si quiero hacer un pequeño arreglo en casa, va a salir mucho escombro. Si no tengo camioneta, tengo que buscar a alguien que lo mueva, entonces tengo que pagar el transporte y lo que no hacemos, es decirle a quien lo tire y dé un comprobante de que lo llevó a un depósito autorizado”.

Adicional a lo anterior, dijo que se torna burocrático tirar el escombro ante la autoridad municipal, dado que para hacer el trámite ante la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semadesu) se deben llenar unos formatos que el ciudadano común no tiene en perspectiva, lo cual desalienta. “Son formatos donde se debe decir qué se hizo, a dónde va, cuánto es, cosas que un ciudadano común no tiene visualizadas. Creo que eso es para los fraccionadores, eso es otra cosa”.

Resaltó que como ambientalistas se han dado cuenta que los grandes fraccionadores tiran escombro en grandes cantidades en distintos puntos de la ciudad incluidas las áreas naturales protegidas, lo cual está penado por la autoridad. “Hay muchos intereses de por medio que no son legales y viables, pero que los hacen”.

Recordó que cuando fue integrante del Consejo Municipal en el periodo pasado y antepasado siempre le dijo a la autoridad que hicieran incentivos para el tiradero de escombro. “Mi propuesta es que hagan campañas en los medios de comunicación para decir que no es correcto tirar escombro en las áreas naturales. Eso la población no lo tiene en conciencia que está mal hecho y del daño que provoca, saben que no está bien, pero no saben por qué, sólo se cuidan de que no pase una patrulla, pero no saben el porqué, entonces siempre necesitamos la educación ambiental para todo y para el tema del escombro también”.

¡Participa con tu opinión!