Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La decisión del Gobierno federal de elevar los estímulos para contener el alza en los precios de los combustibles ya tuvo impacto en la recaudación del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) que se les aplica, la cual se desplomó 60.5 por ciento en el primer bimestre del año.
Se trata de la mayor caída registrada desde 2015, cuando el Gobierno federal dejó de subsidiar los combustibles, pero que ahora responde a la decisión de la Administración de elevar el estímulo que otorga al IEPS por los altos precios del petróleo y su impacto en los energéticos.
De acuerdo con el Informe Mensual de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda, durante enero y febrero pasado se recaudaron 18 mil 855 millones de pesos por dicho gravamen aplicado a gasolinas y diesel.
Este desplome en el IEPS aún no refleja el estímulo complementario que el Gobierno aplicó a partir del 4 de marzo y que consiste en subsidiar al 100 por ciento el cobro de este impuesto y un apoyo complementario aplicado vía IVA o ISR a los vendedores de gasolinas.
Al elevar los estímulos, los ingresos tributarios que sumaron 660 mil 97 millones de pesos, cayeron 0.7 por ciento menos que un año atrás, lo que también obedeció a una menor recaudación por Impuesto al Valor Agregado (IVA).
El monto total obtenido por IEPS, que considera el aplicado a gasolinas, tabaco, bebidas alcohólicas y otros, tuvo una caída de 30.7 por ciento anual en los primeros dos meses del año.
Por el cobro de IVA se obtuvieron 375 mil 13 millones de pesos, 10 por ciento menos respecto a igual lapso del año pasado.
En contraste, los ingresos por Impuesto Sobre la Renta (ISR) reportaron un aumento anual del 10.4 por ciento, al sumar 375 mil 135 millones de pesos.
Así, el total de los ingresos del sector público fue de 986 mil 842 millones de pesos, 0.7 por ciento menor al primer bimestre del año pasado.
En el informe mensual también se dio a conocer que el gasto total del sector público ascendió a un billón 162 mil 119 millones de pesos, 5.1 por ciento mayor al de igual periodo de 2021.
Montserrat Ramiro, ex comisionada de la CRE y miembro del Wilson Center, consideró que al implementar nuevas reducciones en el cobro de impuestos a los combustibles automotrices, el Gobierno está «quemando dinero» y no se podrá sustentar consideró
«Eventualmente va a explotar, lo van a tener que quitar porque no hay presupuesto posible que aguante esto y no hay escenarios en donde veamos una caída en el petróleo en el precio del petróleo pronto», resaltó la especialista en el marco del Quinto Encuentro Energético de Nuevo León.
Con información de Marlen Hernández

¡Participa con tu opinión!