Pequeños ganaderos lecheros de Granjas Fátima siguen con la incertidumbre y pérdidas ante la negativa de Liconsa de recibirles leche en lo que resta del año, de lo cual responsabilizan a un funcionario de segundo nivel en la delegación local, pues a nivel nacional, se les ha dicho que la instrucción es que les sigan comprando parte de la producción diaria para que se destine a programas de abasto social.

El presidente del Centro de Acopio de Granjas Fátima, Jesús Azuara Morales, denunció que mientras directivos nacionales de Liconsa y de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) le han asegurado vía telefónica que la instrucción girada a las delegaciones es que se siga comprando la leche a los pequeños productores, en Aguascalientes, Ramiro de la Rosa, jefe de los Centros de Acopio, no les ha aceptado los aproximadamente 36 mil litros diarios comprometidos que les tienen detenidos.

Ante esta situación es que ayer se reunieron en Granjas Fátima, en donde derramaron litros de leche en protesta por la cerrazón mostrada en la delegación local de Liconsa, ya no tanto por el desfase en los pagos, sino también porque les han advertido que en lo que resta del año pudieran no recibirles leche.

Refirió que desde hace varios meses han enfrentado dificultades para tener el pago de manera oportuna, de tal suerte que en la actualidad les deben otra vez tres semanas, es decir, alrededor de nueve millones de pesos.

Y ahora, se enfrentan  la negación de un funcionario local a recibirles la leche comprometida, pues resulta raro que esto sólo ocurra en Aguascalientes, mientras en otras partes del país todo fluye con normalidad y atendiendo las instrucciones del nivel central.

“Nos manifestamos en contra de las autoridades de Liconsa que no respetan las instrucciones del director general de Segalmex, Ignacio Valle, quien determinó que nos recibiría leche todos los días, sin embargo, lo que dicen en Liconsa es otra cosa. En otras partes de la República si están recibiendo leche, menos en Aguascalientes”.

Azuara Morales refirió que todavía ayer por la mañana pudo establecer comunicación vía telefónica con Cristian Jiménez, subdirector de Compras de Leche Fresca a nivel nacional y “manifestó su incredulidad al notificarle que no nos compraban la leche, él me dijo que la instrucción es que nos la compraran hoy también, si no nuestra leche va a estar cuatro días y lógicamente que no puede aguantar los cuatro días, entra en descomposición y son pérdidas muy fuertes para los productores”.

Resaltó que en algún momento creyó que para Aguascalientes se habría acabado el presupuesto, sin embargo, tienen fotografías de prueba que se han cometido actos distintos a la normatividad, pues en la delegación de Liconsa han aceptado leche de Jalisco, lo cual no es adecuado, además, se tiene conocimiento que a un productor le están aceptando más de lo que debe ser.