Eduardo Cedillo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Cómo cada año, y pese a operativos y recomendaciones del Gobierno capitalino, habitantes de la Ciudad de México celebraron el Sábado de Gloria aventándose cubetas de agua.
En la Alcaldía Iztacalco, sobre las calles Terraplén de Río Frío y Unión, Colonia La Cruz Coyuya, adultos y menores salieron de sus casas a divertirse con pistolas de agua y cubetas.
Sin embargo, las autoridades realizaron recorridos con patrullas y los habitantes regresaron a sus hogares, evitando así cualquier sanción.
La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) informó que implementaría un operativo especial para sancionar a quienes fueran sorprendidas desperdiciando agua.
Así, los infractores podrían hacerse acreedores a una multa de hasta 3 mil 475 pesos o 24 horas de arresto.
En algunas fuentes públicas, vecinos y paseantes se dieron cita en las fuentes para poder bañarse en este sábado de fiesta, pero el agua de las fuentes no representa un desperdicio directo, pues funcionan con aguas tratadas para asegurar el poco desperdicio de líquido.
Además, pese a la escasez de agua en la Ciudad, se registró una fuga frente a las oficinas del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (Info), en la Colonia Narvarte.
Una vecina de la zona reportó que esta fuga ya está presente en el lugar desde hace tres días sin ninguna respuesta o atención de las autoridades capitalinas.