Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A la misma hora que el tribunal electoral lanzaba tres “strikes” para ponchar a Morena, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, enfundado en franela de beisbolista, difundía su batazo de homerun. Y remató con una frase del pelotero estadounidense Babe Ruth: “no se puede vencer a quien no sabe rendirse”.

AMLO fue a practicar beisbol al estadio Fray Nano, en la alcaldía Venustiano Carranza, a pesar de las medidas de contingencia decretadas por la Comisión Ambiental de la Megalópolis debido a las altas concentraciones de ozono que incluían limitaciones a las actividades al aire libre.

Conforme al video de su cuenta de Twitter oficial, el propio Presidente narró su momento decisivo: “Hombre en base, dos outs, novena entrada, juego empatado. Pitcheando el de Medellín, Veracruz, la leyenda, “El Zurdo” Ortiz, bateando el de Tepetitán”. Luego pegó un palazo y gritó: “¡se acabó el juego!”.

La bola fue lanzada por Alfredo “Zurdo” Ortiz, máximo ganador de juegos en la Liga Mexicana que tuvo su mejor temporada en 1969, con el equipo de los Diablos, cuando ganó 23 juegos y perdió 9, ponchando a 129 contrarios.