Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó ayer las sanciones que había impuesto la sala regional especializada a Morena y a su presidente, Mario Delgado, por el promocional denominado “Tumor”.
El pasado 23 de diciembre la sala especializada declaró existente la infracción por presuntos actos anticipados de campaña de Delgado al descalificar abiertamente a otras opciones políticas y ordenó dar vista a la contraloría de la Cámara de Diputados para que impusiera una sanción; a Morena le había impuesto una multa de alrededor de 43 mil pesos.
A propuesta del magistrado ponente José Luis Vargas, presidente del TEPJF, y con el apoyo de los otros tres magistrados asistentes a la sesión pública virtual –Felipe Fuentes, Felipe de la Mata y Reyes Rodríguez–, se aprobó la sentencia que consideró que la sala especializada valoró erróneamente supuestos actos anticipados de campaña en el mencionado spot.
Además, en la sentencia se le dio la razón a los agravios alegados por Delgado y Morena en el sentido de que el spot no implicó utilización indebida de la pauta oficial, ni se promueve en él alguna candidatura, sino se limita a criticar a gobiernos anteriores.
En otra sentencia, se confirmó el desechamiento de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE de una queja interpuesta por el PAN por el mismo spot, por presunto uso indebido de recursos públicos, calumnia y la presunta realización de actos anticipados de precampaña y campaña.
A la sesión del TEPJF no asistieron las magistradas Mónica Soto y Janine Otálora, ni el magistrado Indalfer Infante.
Asimismo, al resolver los recursos interpuestos por diversos concesionarios de radio y televisión en contra de un acuerdo del INE, que modificó el pautado de los spots de los partidos en franjas horarias con mayor audiencia promedio, ante la reducción de los tiempos del Estado,
los magistrados –a propuesta de Vargas– le dieron la razón a los concesionarios y a la CIRT, que consideraron que el INE no podía modificar la pauta.
La sentencia establece que el INE no tiene atribuciones legales para modificar la pauta oficial en tiempos ordinarios.