Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El empresario Alfonso Romo, quien sostenía los vínculos del sector empresarial con el Gobierno federal, renunció al cargo de Jefe de la Oficina de la Presidencia.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció la colaboración del regiomontano durante estos dos años. Fuentes oficiales confirmaron que la renuncia ocurrió el 26 de noviembre pero ambos funcionarios pactaron hacerla pública hasta ayer.
“Alfonso Romo dejará la coordinación de la Oficina de la Presidencia, pero seguirá siendo mi principal enlace con el sector privado. Lo cierto es que fue funcionario público solo por tratarse de nosotros. Convenimos que estaría 2 años y se cumplió el plazo”, dijo.
Según funcionarios consultados, los desacuerdos entre el Mandatario federal y el sector privado sobre la estrategia económica a seguir durante la pandemia de Covid-19 habían llevaron a Romo a buscar su salida.