Abel Vázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-No importa si vas a aplicar al nivel medio superior o superior, hay aspectos que debes cuidar para asegurar tu mejor rendimiento.

La preparación importa

No importa si vas a aplicar al nivel medio superior o superior, hay aspectos que debes cuidar para asegurar tu mejor rendimiento durante una prueba de admisión.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, a pesar de ser pluralidad de instituciones educaciones, los exámenes suelen tener características similares, tales como la redacción de las preguntas, los requisitos para argumentar una respuesta y los temas más relevantes en cada campo del conocimiento.

Por ello, casas de estudio sugieren a los jóvenes conocer la estructura base de la prueba para saber si las respuestas requerirán un desarrollo crítico, si serán de opción múltiple y los contenidos con mayor relevancia “Lee de principio a fin la guía oficial y pon mucha atención a los temas que vendrán en la prueba”, indica la Universidad del Valle de México (UVM) a través del portal vive.uvm.mx.

“Tienes que tomar en cuenta que la mayoría de los exámenes de admisión cambian dependiendo del área de la carrera que desees estudiar por lo que lo mejor es leer muy bien el temario antes de comenzar a estudiar”.

A decir de la Universidad Anáhuac Mayab, otro aspecto a tener en cuenta es la organización del estudio.

Calendarizar horas y días de estudio, hacer una distribución de los temas y el contenido a aprender durante el periodo establecido previo al examen (meses, semanas o días) y evitar tratar de memorizar al último momento son algunas de las observaciones en este rubro.

La Universidad Panamericana concuerda con lo anterior y enfatiza en su blog oficial la relevancia de no sobrecargar de información al cerebro.

“Aunque la idea de aprovechar tu tiempo libre divirtiéndote y estudiar hasta los últimos días sea tentadora, ten en cuenta que tu mente procesará la información mucho más fácilmente si le das más tiempo de preparación, no importa lo poco que sea”, afirma.

Establece prioridades y sé creativo

El estudio no implica un desgaste físico y anímico.

Instituciones afirman que mantenerse hidratado, tener una dieta balanceada y descansar en promedio ocho horas diarias no sólo mejoran la concentración de las personas, sino que también facilitan el proceso de aprendizaje.

Por ello, es aconsejable dejar a un lado el consumo excesivo de productos altos en carbohidratos o grasas, además de evitar los desvelos inecesarios.

En cuanto a la adquisición de conocimientos, la UVM sugiere darle prioridad a las materias que tengan mayor número de reactivos y no son de tu dominio.

Con esto fortalecerás debilidades mientras aumentas la probabilidad de tener mayor número de aciertos.

Hoy en día, existen múltiples estrategias de aprendizaje que puedes emplear en tus sesiones de estudio. Tal es el caso de los mapas conceptuales, los diagramas de flujo y similares.

De acuerdo con el sitio web topuniversities.com de la firma Quacquarelli Symonds, la elaboración de estos recursos permiten reforzar el asimilamiento del conocimiento, condensar la información más relevante y aprovechar otros sentidos para recordar datos útiles durante la resolución del examen.

Otra alternativa es conformar un grupo de estudio.

Esto te permitirá ahondar en detalles que pudiste haber dejado pasar, detectar posibles errores y responder dudas con el apoyo de otros compañeros en tu misma situación.

Pasa a la práctica

Los simuladores oficiales y exámenes antiguos son otra forma de reforzar tu capacitación.

Algunas universidades piden la elaboración de ensayos, por lo que saber estructurar un texto en corto tiempo y jerarquizar la información de coherente serán habilidades que deberás desarrollar.

Recuerda que la configuración base de un ensayo se resume en tres apartados: introducción, desarrollo y conclusiones.

¿Y para el momento del examen?

La Anáhuac Mayab recomienda dos aspectos en este punto: mantener la calma y ser puntual.

El estrés puede perjudicar tu desempeño durante la prueba. Aprende a tener confianza en ti, en tus capacidades y en tus conocimientos.

En tanto, conocer la ruta a la sede donde se realizará el examen y llegar con puntualidad son dos aspectos que no deben pasarse por alto para tener menor número de preocupaciones previas al examen.

Recuerda considerar complicaciones inoportunas, como exceso de tránsito y cierre de vialidades