CDMX.- Rammstein negó que su vocalista, Till Lindemann, sea portador de COVID-19, como inicialmente informó el diario Bild.
A través de su cuenta de Facebook, la banda reconoció que el cantante ingresó a un hospital de Berlín durante la noche del jueves por recomendación del médico de la banda.
“Pasó la noche en terapia intensiva y fue trasladado a otra sección cuando se sintió mejor. La prueba de coronavirus que se le practicó resultó negativa”, publicó la agrupación.
Rammstein no compartió la razón por la que Lindemann fue ingresado a terapia intensiva. (Staff/Agencia Reforma)