Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A nivel nacional, solo 9 millones de trabajadores, 18 por ciento de las personas ocupadas, cuentan con un empleo digno en términos salariales y de seguridad social, advirtió Acción Ciudadana Frente a la Pobreza (ACFP).
Al presentar el Semáforo de Trabajo Digno, elaborado a partir de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi, indicó que 35.3 millones laboran sin alcanzar un salario suficiente y/o sin ingresar a la seguridad social.
Estableció que 24.6 millones quedan fuera del mercado laboral por desempleo o por estar impedidas de buscar trabajo remunerado por sus quehaceres de cuidados o del hogar.
De esta última cifra, apuntó, 95 por ciento corresponde a mujeres.
ACFP consideró como suficiente un ingreso laboral que permite adquirir dos canastas básicas, es decir de 7 mil 500 pesos al mes.
El círculo vicioso, alertó, se inicia con la escasa capacidad del sistema para generar empleos formales con salario suficiente y seguridad social, alertó.
Sin contar a estudiantes, pensionados y personas con impedimentos graves, detalló la organización, México tiene una población de casi 75 millones de personas en edad y condiciones de trabajar, pero solo están ocupados 50 millones, y cada año hay un déficit de cerca de 700 mil empleos
“Los salarios fueron frenados desde finales del siglo pasado, se permitió la subcontratación abusiva y el sindicalismo corrupto o de protección patronal y por la adopción de un esquema de seguridad social que encadena el acceso al derecho a la salud a las prestaciones laborales, encareciéndolas y excluyendo a la mayor parte de la población”, agregó.
“El resultado es que ahora, jóvenes y mujeres estudian más pero no consiguen trabajo, y quienes saltan la barrera del desempleo, trabajan pero en condiciones precarias”.

Sin estabilidad
El Semáforo de Trabajo Digno estableció que:

9 millones
con trabajo formal con prestaciones e ingreso suficiente

35.3 millones
con trabajo precario sin prestaciones o ingreso suficiente

24.6 millones
desempleados o no pueden buscar trabajo remunerado