Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La penetración de los celulares inteligentes en México avanza cada vez más, ya que al cierre de junio del 2022, ya cuentan con el 94.6 por ciento del mercado de líneas móviles que hay en el País.
Un reporte de The Competitive Intelligence Unit reveló que de enero al cierre de junio, en territorio nacional había 134.2 millones de líneas telefónicas móviles.
El avance se ha dado por la competencia de las diferentes marcas que oferta celulares en todos los rangos de precios, por la reconfiguración del mercado que antes era liderado por algunas empresas y por la llegada de nuevas.
«En el mercado de smartphones en México se comercializan más de 30 millones de manera anual, cifra que implica una generación de ingresos de más de 125 mil millones de pesos por la adquisición de dispositivos al año», describió la firma.
Esta derrama económica hace que el mercado mexicano de smartphones sea uno de los más atractivos para los fabricantes.
Según The CIU, esa reconfiguración provino del veto que Donald Trump hizo en su momento a la china Huawei y a que LG anunció el cierre de su división de dispositivos móviles, que contaba con 15 puntos porcentuales.
LG conjuntamente con el veto a Huawei, que venía con tasas de crecimiento de doble dígito, dejaron más de un tercio del mercado competible a otros fabricantes.
Mientras que Samsung no capitalizó esa oportunidad por lanzar dispositivos que técnicamente el usuario percibe inferiores en capacidades a los que ofrecen sus competidores y con precios que llegan a ser hasta 20 por ciento más altos.
«Samsung, Huawei y LG han dejado vacante una porción del mercado que se han apropiado jugadores como Motorola, Xiaomi, Apple y OPPO, quiénes han han escalado su participación en 18.3 puntos porcentuales en su conjunto, en los últimos tres años», señaló The CIU.