Tienen Irving y Porzingis cuentas pendientes

Las Finales de la NBA comenzarán este jueves con el choque entre los Boston Celtics y los Dallas Mavericks que prometen protagonizar una serie muy pareja con equipos sólidos que tienen distintas cualidades en la duela.
En estas finales hay muchas historias que contar, pero una de las que llaman más la atención es entre Kristaps Porzingis y Kyrie Irving que se enfrentan a equipos en donde fracasaron y salieron por la puerta de atrás hace algunos años.
Porzingis llegó a la NBA para enfundarse con la playera de los Knicks y en su tercera temporada en en New York explotó su potencial con una temporada en donde promedio 27 puntos por encuentro, su mejor marca. Ante estos números los Mavericks lo contrataron, pero en sus dos años con el equipo bajó notablemente su rendimiento y las lesiones le impidieron ser esa estrella que tanto necesitaban.
Al final Porzingis se ganó el reclamo de la afición de Dallas y salió por un intercambio hacia los Wizards en donde volvió a subir su nivel para luego llegar a Boston este año. Su fracaso en Dallas tiene e Porzingis con sed de revancha y este martes se confirmó que estará disponible para las Finales con lo que puede ser un jugador clave.
Por su parte, Kyrie Irving brilló en sus primeras seis temporadas en la NBA siendo un novato impresionante que fue elegido en cuatro ocasiones al Juego de las Estrellas e incluso fue campeón. Al término de su contrato con los Cavs llegó a los Boston Celtics en donde se esperaba fuera la figura que devolviera al equipo a los primeros planos, pero sus números no fueron lo que se esperaba y la afición lo comenzó a abuchear hasta que los Celtics decidieron mandarlo a los Nets.
Incluso hace un par de años Kyrie se enganchó con la afición en Boston y les hizo una señal obscena durante un partido, algo que previo a las Finales reconoció fue un error de su parte. Ahora en su etapa más madura, Kyrie buscará quitarle el título de las manos al equipo que lo echó por la puerta de atrás.
Tanto Irving como Porzingis tendrán muchos reflectores encima y son candidatos a ser decisivos en estas Finales que por ahora lucen de pronóstico reservado.