CDMX.- Ante su popularidad e impacto como figuras con millones de seguidores en las redes sociales y plataformas digitales, los influencers han encontrado, también como escritores, una forma de diversificarse que es garantía de éxito para las casas editoriales.
Con un mínimo de 10 mil unidades vendidas (lo considerado un éxito en México), figuras como Calle & Poche, Los Compas, JukiLop y Lesslie Polinesia brillan también en los estantes con “Sí, Si es Contigo”, “Los Compas Perdidos en el Espacio”, “Jukilop, El Cómic” y “Tres Promesas”, respectivamente.
Un best seller en México es el que supera las 50 mil copias, y de acuerdo con reportes, en el país pocos logran tal proeza, como el caso de la periodista Anabel Hernández, con su libro “El Traidor”.
Luisito Comunica, con “Lugares Asombrosos”, un libro de viajes, y Lesslie Polinesia con “Tres Promesas”, una novela de amor, rebasaron las 80 mil unidades, siendo una suerte de pesos completo entre los influencers en el mundo de los convertidos en escritores.
Ambos autores, en diversas entrevistas con Gente, han considerado que la recepción de sus propuestas editoriales se debe a un vacío en la industria, sobre todo en las preferencias de los lectores jóvenes, quienes buscan sentirse identificados.
“Vivimos en un país donde la digitalización compite con el medio impreso y los libros de influencers han sido, incluso, una manera de introducir a jóvenes no lectores a esta práctica, la lectura”, señaló otra fuente del sector editorial.
Planeta, el otro gran consorcio editorial con presencia en México, cuenta con creadores de contenido exitoso como Los Compas, Yuya, Germán Garmendia, Bala y Pepe & Teo. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)