Adrián Basilio
Agencia Reforma

CDMX.- Como si Christian Horner no tuviera suficiente con la polémica que le persigue por la investigación por conducta inapropiada que se le hizo, ahora encara señalamientos de influir en la salida de Adrian Newey de Red Bull.
El jefe de la escudería austriaca rechazó estar involucrado en la decisión del diseñador e ingeniero de abandonar al equipo de las bebidas energéticas porque, asegura, tiene una excelente relación con él y además es el padrino de sus hijos.
«Es el padrino de mis hijos y seguimos siendo amigos. Hemos disfrutado de grandes momentos dentro y fuera de las pistas y ha sido un maravilloso el viaje con Adrián (en la Fórmula Uno)», expone Horner, según la página crash.net
«He hablado largo y tendido con Adrian sobre el tema (de su salida) y su postura es muy clara. Además de amigos somos compañeros de trabajo y ha hecho mucho por este equipo».
Horner aseguró que están preparados para trabajar sin su amigo luego de la relación laboral que tuvo con la formación austriaca durante 35 años y en los que la consolidó como una de las mejores de la máxima categoría del automovilismo.