En la semana pasada, arrancó el Apertura 2022 en la categoría Sub 18 Femenil que tuvo un debut agridulce al rescatar un punto en casa, luego de quedarse con una jugadora menos, pero dejó ir la oportunidad de sumar dos unidades, por lo que perdió el punto extra en penales. A pesar de este regular inicio, el plantel demostró una mejoría llamativa en el terreno de juego con jugadoras que han ido tomando ritmo al aprovechar cada partido del proceso que se tuvo con la primera temporada de categoría juvenil en el semestre pasado.
En esta mañana, en punto de las once en las instalaciones de Metepec, las Centellitas enfrentarán su segunda prueba del torneo cuando visiten al Toluca. Éste será el primer encuentro para las Diablas de la temporada, ya que junto con Tigres fueron los dos equipos que no vieron actividad en la jornada inaugural. Esto deja sin expectativas a las Centellitas que no saben qué herramientas presentarán las mexiquenses en este primer encuentro.
Lo más importante para Necaxa será seguir con ese nivel ascendente que mostraron desde la recta final del torneo pasado en la Sub 17 y que sus jugadoras mantengan ese buen funcionamiento que las ha llevado a ser tomadas en cuenta en varias ocasiones por el primer equipo. Con la mente bien puesta en seguir sumando unidades, las Centellitas encaran su primer partido de visitantes en una dura plaza que con la altura les exigirá a las jugadoras el mejor fondo físico, quienes pretenden seguir probando que tienen lo necesario para sobresalir en esta liga.