Hasta el tope se encuentra el Refugio de la Fundación Mujer Contemporánea como consecuencia del aumento en los casos de violencia hacia las mujeres, producto de la crisis económica y de salud por la pandemia, así lo señaló su directora, Roxana D’Escobar López Arellano.
La activista comentó que de enero a la fecha han ingresado 11 familias, por lo cual el Refugio se encuentra prácticamente lleno, y ello las tiene asustadas, tras recordar que en diciembre pasado con motivo de la festividad de Navidad y Año Nuevo tuvieron a 4 familias, de las cuales 2 eran de fuera y las otras 2 eran de Aguascalientes. “Esto no nos pasó el año pasado porque más o menos teníamos una población normal, ya que nunca estuvo lleno el refugio, pero ahorita tenemos 11 familias albergadas”.
INFIERNO EN CASA. Consideró que este aumento en la demanda de familias en el Refugio tiene que ver con un aumento en la violencia física, la cual es cada vez más fuerte, aunado a las amenazas de muerte, los intentos de homicidio, hasta la violencia psicológica, donde sobre todo los hombres ya no aguantan el encierro. Algunos de ellos perdieron el trabajo y no consiguen uno nuevo, pero si dinero para consumir drogas. Por si fuera poco, más del 50% de las mujeres que son atendidas también son adictas a este tipo de sustancias.

“El año pasado más o menos teníamos una población normal, nunca estuvo lleno el refugio. Pero ahora, tenemos 11 familias albergadas, el refugio está lleno…” Roxana D’Escobar, Mujer Contemporánea