Belén Rodríguez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras el anuncio de Citigroup de vender sus negocios de banca minorista y empresarial en México, se han mencionado varios potenciales interesados, pero entre todos es Santander el que tiene mayores ventajas, según un análisis de Nau Securities.
Su creciente interés en el mercado mexicano y su experiencia en consolidar instituciones financieras en diversas partes del mundo, lo hacen un candidato muy fuerte.
La consultora, desde hace tiempo, ya argumentaba que Santander podría estar interesado en la compra en caso de que Citi optara por salirse del mercado mexicano.
Entre los aspectos que hacen de Santander el comprador más probable es que la adquisición sería un buen complemento para la estrategia del banco español en México, que ha demostrado ser un buen operador en el segmento.
Además, Nau Securities explica que el banco español tiene experiencia en consolidaciones en mercados como España, Chile, Polonia, Reino Unido, Brasil y Portugal; mientras que algunos posibles compradores locales como Banorte, Inbursa o Azteca carecen de ésta.
Adicional a la experiencia, las sinergias que podría crear representarían 7 mil millones de dólares, que le permitirían ofrecer un mejor precio que sus competidores.
«La operación pondría a Santander a la par de BBVA en generación de ganancias, basados en estados proforma de 2019 después de las sinergias», indica el documento.
Otro aspecto considerado es un posible intercambio de activos con Citi.
De acuerdo con la consultora, Santander podría incluir en la transacción algunas unidades de retail que tiene en Estados Unidos, mercado en donde Citi busca consolidar su operación de consumo.
Finalmente, y a diferencia de BBVA, adquirir Citibanamex no supondría una concentración de mercado que fuera en contra de las leyes mexicanas.
«La participación combinada en préstamos de Santander y Banamex hoy sería similar a la participación de mercado de Bancomer (BBVA), lo que haría para el regulador más difícil bloquear el acuerdo bajo argumentos de competencia», reza el informe.
En opinión de Nau Securities, Citi había reducido su participación de mercado deliberadamente para hacer que un potencial acuerdo fuera más atractivo desde la perspectiva de competencia y antimonopolio.
Diversos especialistas e instituciones han mencionado en la lista de interesados también a los bancos brasileños Itau Unibanco y Bradesco, Inbursa y Banorte.
El empresario Ricardo Salinas Pliego, que posee a Banco Azteca también mostró interés.
Sea cual sea la empresa que lo adquiera y por el que Bank of America calcula una operación entre 12.5 y 15.5 mil millones de dólares, deberá contar con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, previa opinión favorable de la Cofece y del Banxico.

¡Participa con tu opinión!