Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Pumas gusta, gana y convence.
Ahora su víctima fue San Luis, que le permitió sumar su cuarta victoria al hilo para llegar a 10 juegos sin perder en la Liga BBVA, algo que ya no es obra de la casualidad.
Los universitarios estuvieron finos, una vez más y la suerte también estuvo de su lado para meterle un 3-0 a la escuadra dirigida por Guillermo Vázquez, un técnico surgido de la cantera auriazul, que ayer se vio extraviado por las continuas fallas de su equipo, las bajas por COVID-19 y la lesión de su central, Ramiro González.
El cuadro felino demostró que el equipo responde de manera puntual a los planteamientos de su técnico, Andrés Lillini, sin importar quién salga como titular; ahora fue Juan Pablo Vigón, quien se encargó de abrir el marcador y en el segundo tiempo reapareció Juan Dinenno con su buena dosis de fortuna para anotar el segundo de la tarde.
Con esa demostración de contundencia le bastó para aniquilar al visitante, que nada pudo hacer ante un hombre como Alfredo Talavera, que estuvo certero para impedir que algún remate pudiera hacerles daño.
El tercero llegó por cortesía del propio San Luis, que anotó un autogol al 83′, producto de la desesperación al no encontrar la manera de abrir al cuadro del Pedregal.
La directiva colchonera respaldó a Memo Vázquez para que siga al frente del equipo, pero con tan pobre espectáculo, su continuidad cada vez es más endeble.
Luego de triunfar sobre Puebla el domingo anterior, Santos el miércoles y ayer ante San Luis, viene lo bueno para los universitarios, ya que en las próximas jornadas tendrán que firmar su clasificación directa, dejando ver que el trabajo de su Cantera y de un técnico con otra visión, finalmente está floreciendo, luego de varios años de oscuridad.