Francisco Esquivel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En un abrir y cerrar de ojos, el panorama de la Selección Mexicana se nubló.
Luego de sufrir su primera derrota en el Octagonal Final ante Estados Unidos, el Tricolor necesitará salir con la victoria de la visita a Edmonton, Canadá, pues de lo contrario podría caer al cuarto puesto de la Eliminatoria rumbo a Qatar 2022 y de paso cargarse de un mal augurio que ya lo alejó del Mundial en alguna ocasión.
A México pocas veces se le ha complicado ganarle al cuadro de la Hoja de Maple, pero cuando no pudo hacerlo en rondas de clasificación, se quedó sin boleto para la Copa del Mundo.
La última vez que eso sucedió fue en el camino al Mundial de España 82, en el que el conjunto mexicano empató los tres compromisos de Eliminatoria que jugó contra los canadienses, incluido el choque por el Campeonato de Naciones de la Concacaf disputado en Honduras, en el que el Tri no pudo colarse a la justa mundialista tras terminar en el tercer sitio del torneo.
A partir de ahí, la Selección Mexicana alzó la cara pues no ha perdido ni uno de los 11 cotejos de Eliminatoria que le han seguido al tropiezo que la alejó de la Copa del Mundo española.
Ahora, el conjunto de Gerardo Martino deberá de desprenderse del pobre nivel exhibido el viernes pasado y sobreponerse a la gélida aduana de Edmonton, que se ha mantenido en alerta por posibles nevadas y que tendría a la hora del cotejo una temperatura de -8 grados centígrados, con una sensación térmica de -15.
El «Tata» y los suyos tienen la misión de sacudirse del hostil ambiente y de su gris versión para evitar iniciar el 2022 por debajo de Estados Unidos, Canadá y Panamá en la clasificación.