Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Después del escándalo provocado por las imágenes en que Emilio Lozoya aparece en un restaurante de las Lomas, la Fiscalía General de la República (FGR) aseguró que el ex director de Pemex sigue procesado y que tiene hasta el 3 de noviembre para aportar pruebas.
En un comunicado, la dependencia dijo que continúan en curso los procesos penales contra Lozoya por los sobornos de los casos Odebrecht y Agronitrogenados y que en 24 días vence el plazo para que el ex funcionario presente ante un juez los datos de prueba en dichos procedimientos.
La FGR defendió que las pruebas que ha aportado Lozoya han servido para judicializar a ex legisladores que fueron beneficiarios finales de los sobornos de Odebrecht.
«Emilio «L» sigue siendo procesado y los tiempos que se le han dado para aportar las pruebas terminan en fecha 3 de noviembre, según el acuerdo del Juez de Control del Reclusorio Norte, que lleva el caso.
«Los procesos en contra del acusado y de quienes recibieron los sobornos continuarán con la transparencia que se ha llevado en este caso y que fue dada a conocer públicamente a todos los medios por esta Fiscalía, el 6 de enero de 2021», dijo la Fiscalía.
Recordó que Lozoya solicitó un criterio de oportunidad, previsto en el artículo 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales, para denunciar a sus cómplices y encubridores en ambos casos; y para buscar y aportar todas las pruebas necesarias para su judicialización.
La dependencia a cargo de Alejandro Gertz Manero insistió en que, desde que estalló el escándalo de Odebrecht en 2017, el más grave de corrupción en América Latina, su antecesora la PGR había «congelado» la investigación, sin que hubiera ningún avance.
«Fue hasta 2019, en que la nueva FGR investigó el caso, que fue ratificado por Pemex, al igual que el asunto de Agronitrogenados, en los que Emilio «L» era uno de los principales responsables», señaló.