Tiene Julio mentalidad de acero

Los reflectores en el juego siete de la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional se fueron para el mexicano Julio Urías que realizó una labor impresionante de tres entradas, logrando guiar a los Dodgers a la Serie Mundial el pasado domingo. El sinaloense tuvo una conferencia de prensa previo al juego uno del Clásico de Otoño y dejó bien en claro que una de sus claves es tener las metas claras.
“La mentalidad, mi recta estaba localizándola bien. Fue parte importante para ese día, la recta es mi mejor lanzamiento y ese fue el resultado. Salir a dar el cien por ciento, siempre lo hago, me quedé contento por el resultado” respondió el zurdo ante sus claves para el triunfo del domingo.
Al ser cuestionado sobre los momentos que vivió tanto al ganar el séptimo ante los Braves como viviendo lesiones se confesó. “Súper contento se dieron cuenta de mi emoción. Todo el equipo hizo un enorme trabajo, ya estamos aquí y nos faltan cuatro victorias más. Todo es paciencia, el tiempo es perfecto. Hay que esperar, nos han llevado poco a poco y tuve la oportunidad más la confianza del equipo para hacer mi trabajo”.
“Es el plan de ellos, yo estoy al cien para lo que me necesiten. Mientras mi brazo se sienta bien hay que salir a darlo todo. Estamos bien físicamente y mentalmente para el reto que se nos viene”, comentó sobre la duda de cómo será utilizado, si de abridor o de relevista.
Julio Urías confesó que le sorprendió salir a lanzar en la novena ante los Braves por la calidad de Kenley Jansen. “Me extraño que me dijeran que salía al noveno, tenemos a Jansen y confiamos mucho en él, es un ejemplo, uno tiene esa experiencia gracias a él. Cuando me dijeron me enfoqué para sacar esos tres outs”.
“Desde que fue mi debut lo dije, desde que firmé- Todos sabemos cuál es el equipo más popular en México por todo lo que hizo Fernando, estar aquí es una bendición y jugar mi segunda serie mundial también. No descansaré hasta ganar los cuatro juegos, es el mejor regalo que le puedo dar a la afición mexicana” comentó sobre el apoyo que recibe desde México.
Por último, mencionó el grupo que se ha formado al tener que convivir en una burbuja y el buen compañerismo que tiene con todos los lanzadores. “Este equipo está hecho para cosas grandes, queremos ganar todo. Cada uno sabemos la responsabilidad que tenemos, cuando nos unimos las cosas salen ahí demostramos. Tengo un Clayton a lado, un Walker, un Jensen, uno aprende de todos ellos. Estoy bendecido de estar al lado de ellos. Pasamos más tiempo con ellos que con la familia, hemos aprendido cosas nuevas, estoy contento de estar con el equipo y la unión hay que seguir hasta ganar”.