A fin de garantizar transparencia y una Lista Nominal de Electores actualizada, el Instituto Nacional Electoral ha trabajado de la mano del Registro Civil de la entidad para irlo depurando mensualmente, de tal forma que en la actualidad han sido dados de baja cerca de 1,800 registros por defunciones, esto dadas las condiciones de la pandemia que ha generado más muertes, pues regularmente al año la actualización es entre 500 o 600 fallecidos que son retirados del padrón.
Esto lo dio a conocer el vocal ejecutivo del INE, Ignacio Ruelas Olvera, en rueda de prensa previa a la sesión ordinaria que realizaron los integrantes del Consejo Local, y refirió que la lista de electores a la fecha ha superado el millón, de los cuales el 52% son mujeres y 48% hombres.
“Seguro tendremos que hacer ajustes, pero no creo que baje del millón, pues habrá que recibir las últimas actas de defunción correspondientes al mes de enero para depurar el padrón, pero también, se siguen entregando credenciales a nuevos electores”.
Ruelas Olvera refirió que hasta el jueves pasado, el INE local había entregado 10 mil 985 credenciales a jóvenes que estarán cumpliendo años en el transcurso de estos meses y hasta el 6 de junio, para que puedan ejercer su derecho a votar.
Por otra parte, informó que si bien, la elección para diputados federales está garantizada presupuestalmente hablando, en virtud de las adecuaciones que realizó el INE, no ocurre lo mismo con la consulta programada para el primero de agosto de este año, y es que “se hizo una retabulación y racionalización, para garantizar cubrir los 875 millones que la Cámara de Diputados le quitó al INE, en esto no hay discusión, ya está cubierto el procedimiento electoral y vamos en curso, vamos bien”.
Sin embargo, sigue pendiente el saber con qué recursos se contará para la realización de la consulta popular, cuya convocatoria fue aprobada el pasado 22 de octubre por la Cámara de Diputados e impulsada por el presidente López Obrador, para juzgar las decisiones de los actores políticos del pasado.