Un sujeto originario del Estado de Guanajuato terminó preso después de actuar nerviosamente al encontrarse con elementos del Grupo K-9 de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en la central de autobuses.
Cerca de las 23:00 horas del miércoles, oficiales de la Policía Estatal pertenecientes al Grupo K-9 realizaban su labor de vigilancia en las inmediaciones de la Central Camionera cuando detectaron a un hombre que comenzó a correr intentando alejarse del lugar. La actitud sospechosa del individuo captó la atención de los oficiales, quienes lo persiguieron y, metros más adelante, lo detuvieron. El hombre se identificó como Arturo, de 42 años de edad.
Al verificar sus datos en la plataforma, descubrieron que Arturo tenía una orden de aprehensión vigente por delitos contra la salud, emitida en el municipio de San Felipe, en el Estado de Guanajuato.
Una vez confirmada la existencia de la orden de aprehensión, fue asegurado inmediatamente y trasladado ante el agente del Ministerio Público para continuar con las diligencias correspondientes.