El director de CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna, informó que a la siguiente administración capitalina le dejarán un programa de rehabilitación de redes de agua potable y alcantarillado que implica una inversión de 1,000 a 1,500 millones de pesos, a fin de mejorar la eficiencia y la calidad en este servicio.

En la actualidad suman 2 mil 860 kilómetros de red de agua potable y otros 2 mil 300 de alcantarillado, y en el primero se requiere sustituir el 50% y en el segundo se debe avanzar en la separación de los colectores sanitario y pluvial.

Informó que la zona centro requiere el cambio de toda la infraestructura de redes subterráneas, cuyas obras no se ven, pero que son profundamente sentidas por la población si no funcionan adecuadamente.

El titular de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado aclaró que el ejercicio de esta inversión debe ser gradual, pero ya no puede esperar y se ha estado trabajando un plan hídrico que ha implicado la construcción de colectores, cambiar tuberías en el centro y comenzar a separar los colectores pluvial y los sanitarios.

SEÑOR PROBLEMA. En lo correspondiente a esta administración, comentó que la CCAPAMA ha trabajado por etapas y el problema que se encontró es que no había habido rehabilitaciones en pozos, pocas perforaciones, es decir no se había apostado a las fuentes de abastecimiento.

Esta administración empezó con 207 pozos operando y terminará con 219 fuentes de abastecimiento entre nuevas y reposiciones, lo que ha implicado una inversión superior a los 190 millones de pesos. Refugio Muñoz agregó que desde la puesta en operación de los 16 nuevos pozos ha mejorado el servicio y se tiene un menor número de quejas ciudadanas.

  • Actualmente se pierde el 40% del agua que se extrae de los mantos acuíferos a causa de las fugas.
  • En 2020 se invirtieron 50 mdp en redes.
  • En lo que va del año se han invertido más de 160 mdp en perforaciones, equipamiento, líneas de conducción y rehabilitación.