La cuesta de enero pinta muy difícil para las madres jefas de familia ante el aumento de precios que se prevén a los productos de la canasta básica, aunado a las deudas que arrastran de la temporada decembrina, así lo señaló Gwendolyne Negrete Sánchez, presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia.

En entrevista con El Heraldo, la activista social comentó que se espera un arranque del mes de enero complicado ante los incrementos que se van a dejar ver, producto de la inflación y el anuncio de que la gasolina también aumentará, lo que provocará subidas en cascada de los precios en la mayoría de los productos sobre todo de la canasta básica, aunado a los recortes presupuestales anunciados a ciertos programas sociales, de salud y de educación, “ por lo que pareciera un panorama complicado para México en general, lo cual nos tiene con alerta de ver cómo van a subir los precios y cómo vamos a reaccionar con las mamás”.

Resaltó que, si bien los sueldos también subirán, recordó que en el caso de las que son madres jefas de familia, una gran mayoría de ellas laboran como empleadas domésticas, por lo que realmente no se verán beneficiadas del aumento al salario mínimo. “Creo que para ellas el incremento salarial, no se va a ver reflejado, a menos que sea de buen corazón la persona que las tenga contratadas, pero, sin embargo, sí va a haber la afectación de los incrementos, lo cual va a mermar directamente en la alimentación”.

Asimismo, dijo que muchas jefas de familia vienen arrastrando deudas que se generaron durante diciembre derivado de los gastos de la cena navideña y los regalos aunado al reciente aumento al transporte público que a mucha gente agarró despistada, pero que ahora en enero, lo van a resentir, ganando igual, pero con incrementos.

Ante los reacomodos que se espera que haya en la economía a nivel nacional, señaló que estarán al pendiente de cómo generar soluciones y estrategias para salir adelante y que la cuesta no sea tan difícil. “Vamos a ver cómo reacciona el gobierno estatal y municipal a favor de la población para ver cómo van a generar acciones para que la calidad de vida no decaiga, luego de que Aguascalientes es considerado un buen estado y un buen municipio para vivir”.

¡Participa con tu opinión!