Así lucen desde el aire las obras de restauración del antiguo puente de San Ignacio, en el poniente de la mancha urbana. Esta obra de mediados del siglo XVIII forma parte de los tesoros arquitectónicos de nuestra entidad y durante décadas fue fundamental para el tránsito de personas y mercancías desde y hacia esta ciudad.