José de Jesús López de Lara

Una explosión en una tortillería, que fue causada por una fuga de gas, dejó un saldo de 12 personas heridas, de las cuales cuatro se debaten entre la vida y la muerte.
Los trágicos hechos se registraron el miércoles a las 16:15 horas, en la Tortillería “San Martín”, que se ubica en la avenida Alejandro de la Cruz Saucedo y casi esquina con la calle Agua Clara, en el fraccionamiento Agua Clara, en el municipio de Jesús María.
Hasta ese lugar acudieron Bomberos Estatales, Bomberos Municipales de Jesús María y Bomberos Municipales de Aguascalientes, además de personal de Protección Civil y policías preventivos de Aguascalientes.
Asimismo, arribaron 8 ambulancias de Cruz Roja, encabezadas por el doctor Eduardo Alvarez Bravo; tres ambulancias del ISSEA y una ambulancia privada de la empresa Torre 4, en la cual fueron trasladados todos los heridos al HGZ No. 3 del IMSS que se ubica en el municipio de Jesús María, además del HGZ No. 2 del IMSS y el Hospital Hidalgo, en la ciudad de Aguascalientes.
Las primeras investigaciones apuntan que el siniestro se originó por una fuga de gas en un tanque estacionario, lo que provocó una explosión.
Debido a ello, la empleada salió expulsada y quedó gravemente herida sobre el camellón central. Varias personas se acercaron a auxiliarla, mientras que otros más se acercaron por curiosidad, sin medir el peligro.
Repentinamente, se registró una segunda explosión más potente, que provino de un tanque estacionario con capacidad de mil litros, que se encontraba en la azotea y el cual salió proyectado hacia la calle.
Esta segunda explosión provocó que una enorme ola de fuego alcanzara un automóvil VW Jetta, modelo 2011, con placas de circulación de Aguascalientes, que en ese momento se desplazaba por la avenida Alejandro de la Cruz, lo que provocó que el conductor sufriera graves quemaduras.
Las llamas también alcanzaron a una mujer y a sus tres pequeños hijos que caminaban por el camellón central. De ellos, dos de los niños sufrieron quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.
Algunos automovilistas y una ambulancia de la empresa Torre 4 trasladaron inicialmente a los quemados a la UMF No. 6 del IMSS, que se ubica a poca distancia del lugar de la tragedia.
Sin embargo, ante la gravedad de las quemaduras que presentaban los dos niños, además del automovilista y la empleada de la tortillería, fue necesario su traslado a hospitales especializados, donde intentaban salvarles la vida.
Cabe destacar que el fuego también causó destrozos a una vivienda particular y dos negocios, además de un vehículo Nissan Tsuru, color blanco y una camioneta Toyota pick up, color gris, que se encontraban estacionados.