Unas mujeres “parranderas” estuvieron a punto de matarse, luego que al circular a exceso de velocidad por la carretera federal No. 45 Norte, al llegar a la altura del poblado de Margaritas, en el municipio de Jesús María, la conductora del vehículo en que viajaban perdió el control y se impactó violentamente contra el muro de contención, para posteriormente volcarse de manera aparatosa.

Aunque la unidad automotriz quedó completamente destrozada, las cuatro mujeres que iban a bordo resultaron con lesiones menores, aunque requirieron ser trasladadas al HGZ No. 3 del IMSS ubicado en el municipio de Jesús María para recibir atención médica especializada.

El accidente automovilístico se registró el pasado sábado a las 22:45 horas, sobre la lateral de la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del puente que se ubica en el poblado J. Gómez Portugal, en el municipio de Jesús María.

Hasta ese lugar acudieron policías preventivos y policías estatales, además de elementos de la Guardia Nacional, ambulancias de ISSEA, Bomberos Estatales y personal de Protección Civil Municipal de San Francisco de los Romo.

Volcado sobre su toldo fue localizado un automóvil Hyundai Elantra, modelo 2023, color azul metálico y placas de circulación ZFB-771-C del estado de Zacatecas. En el interior de la unidad automotriz se encontraban cuatro mujeres de entre 24 y 30 años que presentaban lesiones en diferentes partes del cuerpo, por lo que una vez que fueron valoradas, las trasladaron a un hospital para recibir atención médica especializada.

Aparentemente, las cuatro mujeres se encontraban bajo los influjos de las bebidas alcohólicas, ya que en el interior de la unidad automotriz se localizaron varias latas de cerveza vacías.

Se logró establecer que el coche se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera federal No. 45 Norte en sentido de sur a norte, cuando al arribar al poblado de Margaritas, en Jesús María, la conductora intentó cambiarse repentinamente hacia la lateral.

Sin embargo, al cambiar de carril no observó el inicio del camellón lateral, por lo que golpeó violentamente contra la guarnición y en ese momento al vehículo se le desprendió uno de los neumáticos.

Por la velocidad que llevaba la conductora perdió el control y el coche se deslizó por más de 20 metros, para posteriormente impactar de frente contra el muro de concreto del puente y finalmente se volcó de manera aparatosa y quedó sobre su toldo.