Una mujer de la tercera edad perdió la vida luego que se quedó dormida con un cigarro encendido y terminó envuelta en llamas. Debido a que vivía sola, no hubo nadie quien pudiera auxiliarla.
Quien dejó de existir de manera espantosa, ya que su cuerpo quedó calcinado, fue la señora Ignacia Socorro, que contaba con 83 años de edad. Los lamentables hechos quedaron al descubierto poco después de las 12:00 hora de ayer, en un domicilio ubicado en la calle Galeana, en el Centro de la ciudad.
Aparentemente, el deceso de la octogenaria ocurrió la noche del domingo, pero debido a que vivía sola nadie se percató de lo ocurrido, Fue hasta ayer que sus familiares la encontraron calcinada en su silla de ruedas.
Se presume que la señora Ignacia Socorro se quedó dormida mientras fumaba y el cigarrillo cayó sobre una cobija que tenía sobre sus piernas, provocando un incendio y al no recibir ayuda terminó envuelta en llamas.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentaron en el lugar de los hechos el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.