Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Morelos, México.-Por segundo día consecutivo, Lopez Obrador respondió a quienes aclaman por que se reelija.

En esta ocasión, en Coatlán del Río, Morelos, dijo que se irá porque ya tomó la decisión, pero que no debe haber preocupación por quien lo releve, ya que su sucesor puede que sea mejor que él.

«Ya me faltan dos años y tres meses y ya está tomada la decisión, porque es una cuestión de principios, yo ya me voy a jubilar. Terminando mi mandato ya cierro el ciclo y va haber relevo generacional», sostuvo.

«Y no se preocupen porque los que vienen a sustituirnos pueden ser mujeres, hombres, hasta mejores que el que les está hablando», añadió.

El Presidente viajó a este municipio, al suroeste de Morelos, en los límites con Guerrero, a inaugurar una sucursal del Banco de Bienestar, a dos horas y media en auto desde la Ciudad de México, hasta donde llegaron cientos de personas, taxistas con los mismos letreros en sus ventanillas, admiradores del tabasqueño con sus libros bajo el brazo, viejitos que le agradecieron sus pensiones, chinelos y acarreados que lanzaron porras al Gobernador Cuauhtémoc Blanco.

Al igual que ayer, en el Estado de México, López Obrador hizo la ronda de los saludos, abrazos y besos, presumió todo el dinero que su Gobierno reparte en efectivo y recibió a gritos la solicitud de que se reelija.

«Yo voy a seguir visitando los pueblos para que todos desde abajo sigamos llevando a cabo la transformación de México, no sólo para nosotros, porque nosotros vamos de salida.

«Ya hasta podemos decir ‘gracias a la vida, que me ha dado tanto’. Ya me dicen mis adversarios que ya estoy chocheando, sí, sí, sí, pero todavía siento lucidez; es decir, que tengo claridad en cuanto a las ideas que he sostenido toda mi vida. Y físicamente también, estoy bateando arriba de 300 todavía», bromeó.

¡Participa con tu opinión!