Sin duda alguna, uno de los momentos más importantes de una pretemporada es el acondicionamiento físico y Necaxa pasó los últimos días trabajando específicamente en ese detalle en Acapulco, Guerrero. La plantilla conformada por jugadores del primer equipo y varios jóvenes estuvieron realizando ejercicios de fuerza y resistencia principalmente bajo las órdenes del técnico Andrés Lillini que tiene el reto de regresar a Necaxa a una liguilla.
Estos intensos trabajos de acondicionamiento físico terminaron este fin de semana una vez que los Rayos cumplieron con el programa acordado y realizaron sus maletas para regresar a Aguascalientes con la intención de iniciar la segunda parte de su pretemporada que ahora será enfocada a la parte táctica y técnica. Los albirrojos tendrán solo un par de días para ultimar detalles con la pelota, pues el próximo jueves sostendrán su primer encuentro amistoso de preparación cuando visiten a Chivas.
A partir de ahí iniciará una intensa actividad de juegos pues el 3 de diciembre chocarán ante Alacranes de Durango para después hacerlo ante el Tapatío el 6 y ante Mineros de Zacatecas el 9, todos estos duelos serán a puerta cerrada en las instalaciones de Casa Club Necaxa. Una vez terminados estos juegos será tiempo de encarar la Copa Sky que será un torneo especial para volver a las canchas con varios equipos de la Liga MX y que se jugará para Necaxa en la capital del país y en el Estado de México enfrentando a rivales como América, Pumas y Toluca a partir del 12 de diciembre.