Además de las rondas finales del baloncesto 3×3, los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia entregaron una interesante competencia en el shoot out, prueba de tiros de larga distancia en donde los mejores ocho jugadores de todas las selecciones se disputaron las preseas.
Esta modalidad fue mixta por lo que tanto hombres como mujeres compitieron en el mismo evento. Aguascalientes tuvo representación directa con Gloria Ortiz Reyes que logró clasificarse al ubicarse en el cuarto sitio de las rondas preliminares ilusionando con una posible presea de salir en un día positivo.
Desafortunadamente, la aguascalentense no salió con la mira afinada logrando sólo cuatro tiros de larga distancia exitosos yéndose hasta la séptima plaza de la prueba muy lejos de la zona de medallas. La ganadora fue la chilena Valentina Cereijo que tuvo 15 canastas efectivas seguida de Sofía Acevedo de Argentina con 8 y de Leonardo Arvizu de México con siete que logró rescatar un bronce para el baloncesto azteca que se fue con sólo este logro. Así, culminó la aventura del deporte ráfaga para México que tenía altas expectativas antes de iniciar la competencia, pero poco a poco se fueron apagando. A pesar de no subir al podio en las pruebas por equipos, los jugadores locales que vivieron la experiencia seguirán avanzando en sus carreras aprovechando este fogueo de los Panamericanos que les permitió medirse ante jugadores de otros países.

¡Participa con tu opinión!